La ciencia de la dictadura coreana al servicio de los borrachos.

El gobierno de Corea del Norte se acaba de apuntar un gran triunfo en su particular Guerra Fría científica en contra de occidente. Pero esta ocasión no es por su supuesta bomba nuclear, sino por una innovación tecnológica que será del agrado de los millones de adoradores del dios Baco.

De acuerdo con los medios oficiales del país asiático, Norcorea ya cuenta con un licor que no produce resaca gracias a su especial mezcla de ingredientes. La impresionante bebida fue desarrollada, tras largos años de sesudas investigaciones, por la prestigiada fabrica de alimentos Taedonggang, una de las compañías estatales más reconocidas de Corea del Norte.

corea-borrachin
Kim Jong Un podrá pachanguear a gusto sin temor al mañana.

La ciencia de la dictadura coreana al servicio de los borrachos. El gobierno de Corea del Norte se acaba de apuntar un gran triunfo en su particular Guerra Fría científica en contra de occidente. Pero esta ocasión no es por su supuesta bomba nuclear, sino por una innovación tecnológica que será del agrado de los millones de adoradores del dios Baco. De acuerdo con los medios oficiales del país asiático, Norcorea ya cuenta con un licor que no produce resaca gracias a su especial mezcla de ingredientes. La impresionante bebida fue desarrollada, tras largos años de sesudas investigaciones, por la prestigiada fabrica de alimentos Taedonggang, una de las compañías estatales más reconocidas de Corea del Norte. [caption id="" align="alignnone" width="640"]corea-borrachin Kim Jong Un podrá pachanguear a gusto sin temor al mañana.[/caption] Después de miles de pruebas, en las que seguramente se divirtieron mucho, los químicos en alimentos coreanos descubrieron que utilizando gingseng de gran calidad y sustituyendo el azúcar del licor por arroz glutinoso tostado se daba forma a una bebida alcohólica que no provocaba resaca después de ponerse una guarapeta de antología con ella. El resultado de la investigación ya está envasado y se conoce como Licor Koryo, que quiere decir "el elixir de la vida". Lamentablemente no es seguro que el Koryo sea tan efectivo como presumen los medios coreanos. Basta recordar que en ese país los libros de historia indican que el difunto mandatario Kim Jong Il inventó las hamburguesas, no defecaba y podía hacer llover a voluntad. Tampoco ayuda que en Corea del Norte se le atribuyan propiedades médicas exageradas al gingseng, la supuesta base de dos medicamentos secretos que, según la propaganda oficial norcoreana, pueden curar el ébola, el cáncer y el SIDA.

Después de miles de pruebas, en las que seguramente se divirtieron mucho, los químicos en alimentos coreanos descubrieron que utilizando gingseng de gran calidad y sustituyendo el azúcar del licor por arroz glutinoso tostado se daba forma a una bebida alcohólica que no provocaba resaca después de ponerse una guarapeta de antología con ella. El resultado de la investigación ya está envasado y se conoce como Licor Koryo, que quiere decir “el elixir de la vida”.

Lamentablemente no es seguro que el Koryo sea tan efectivo como presumen los medios coreanos. Basta recordar que en ese país los libros de historia indican que el difunto mandatario Kim Jong Il inventó las hamburguesas, no defecaba y podía hacer llover a voluntad. Tampoco ayuda que en Corea del Norte se le atribuyan propiedades médicas exageradas al gingseng, la supuesta base de dos medicamentos secretos que, según la propaganda oficial norcoreana, pueden curar el ébola, el cáncer y el SIDA.

vía Daily Dot

fuente NK News

temas