Dogfish Head es una empresa de fabricación de cerveza artesanal con sede en Milton, Delaware. Celest-Jewel-Ale es la cerveza más rara que han producido hasta ahora; es más, puede que sea la cerveza más rara del mundo. Su ingrediente secreto es ¡meteoritos lunares!

Los meteoritos los consiguen con ILC Dover, la misma empresa que fabrica los trajes espaciales para la NASA. El proceso con los meteoritos es simple: las piedras son pulverizadas y se incluyen en el líquido como si fuera una especie de té. Según sus fabricantes, con este ingrediente se puede igualar el sabor de una tradicional lager alemana más un toque especial:

“Estas piedras lunares certificadas están hechas principalmente de sales y minerales, de ahí que ayuden al proceso de la levadura. Con ello se combina el tradicional estilo alemán con un sutil y complejo sabor terroso (¿o “lunoso”?)”, declaran en su página.

Cerveza lunar2

La buena noticia es que los terrícolas ya podemos disfrutar de sabores fuera de este mundo, la mala es que para comprar una de estas cervezas necesitas ir directamente al bar de Dogfish Head en Rehoboth Beach, Delaware.

vía The Huffington Post

fuente Dogfish Head

temas