Qué mejor plan que sentarse y disfrutar de las maravillas que nos ofrece la naturaleza.

Lluvia de Perseidas en el cielo

Lluvia de Perseidas. (Foto: Rich)

Es hora de relajarse, ponerse cómodos y voltear al cielo, pues llegó la temporada de Perseidas. Esta lluvia de meteoros es una de las más importantes del año, sobre todo para los que vivimos en el hemisferio norte de la Tierra, donde su visibilidad es todavía mayor.

Se le llama Perseidas o “lágrimas de San Lorenzo” a la lluvia de estrellas que ocurre del 17 de julio al 24 de agosto. Este fenómeno alcanza su nivel máximo de actividad entre el 11 y el 13 de agosto, con hasta 150 estrellas fugaces por hora. La lluvia es provocada por los restos del cometa 109P/Swift-Tuttle, que viajan a lo largo de la constelación de Perseo –de ahí su nombre– a una velocidad promedio de 59 kilómetros por segundo

Pero antes de que subas a la azotea a tratar de ver este espectáculo astronómico, primero debes saber algunas cosas que te servirán para disfrutar de las Perseidas en todo su esplendor. Aquí algunos consejos para no fallar en el intento:

  • Lo primero que debes hacer es alejarte de lugares con gran contaminación lumínica, es decir, de las grandes ciudades.
  • Encuentra un lugar abierto y despejado. Si hay mal clima o tienes muchos árboles cerca, no verás nada.
  • No se recomienda usar un instrumento óptico (telescopios, binoculares, etc.) para ver las Perseidas, ya que reducen considerablemente tu rango de visión. Lo mejor es observarlas a simple vista.
  • Si no tienes tiempo de ver la lluvia por la noche, entonces espera al amanecer. Las primeras horas de la mañana son, de hecho, el mejor momento para ver las Perseidas.

Si todo lo anterior falla, no te preocupes, ya que en estas fechas algunos de los observatorios más importantes del mundo hacen transmisiones en vivo por internet para disfrutar de la lluvia con lujo de detalles. Ahora sí, preparen las palomitas, que las Perseidas ya están aquí.

temas