En un caso sin precedentes se acusó a los inculpados de negligencia y malas prácticas científicas.

El gobierno sueco tomó la decisión de despedir a la plana mayor del Instituto Karolinska, encargado de elegir anualmente al ganador del premio Nobel de Medicina, y los acusó formalmente de “fraude científico”. Se informó que una investigación de largo alcance descubrió muchas irregularidades en la contratación y mantenimiento en su cargo del cirujano italiano Paolo Macchiarini, miembro del Instituto Karolinska y cirujano del Hospital Universitario Karolinska.

Macchiarini era un médico muy famoso, que ganó reconocimiento mundial por realizar el primer transplante de tráquea. Sin embargo en los últimos años se había dedicado a experimentar con tratamientos que usaban células madre y traqueas sintéticas. El resultado de la investigación oficial, que se hizo pública el día de hoy, reveló que los últimos tres trasplantes experimentales de Macchiarini salieron mal, dos de los pacientes fallecieron y el tercero se encuentra grave en un hospital de Estados Unidos. Además se descubrió que el investigador falseó mucha de la información de los papers que se publicaron en la prestigiosa  revista Nature donde detallaba su tratamiento.

 Paolo Macchiarini en sus días de gloria
Paolo Macchiarini en sus días de gloria

“En mi vida he visto unas referencias tan malas. El Karolinska renovó al médico italiano en dos ocasiones, 2013 y 2015, con una una sorprendente falta de interés de intentar averiguar más sobre su trabajo antes de ampliar su contrato. El Instituto no puede ser absuelto de responsabilidad en los trágicos resultados de las operaciones de Macchiarini”, concluyó en la presentación del informe de hace unas horas.

Desde que el escándalo estalló a mediados de abril, cuando la televisión local dedicó un reportaje a Macchiarini, comenzaron a darse las dimisiones dentro de la estructura del Instituto Karolinska, incluyendo el despido del vicerrector, el rector de investigación del instituto y del secretario general de la Asamblea del Nobel, que habían defendido públicamente a Macchiarini. Hace unas horas se oficializó el cese del resto de la directiva del Instituto Karolinska. Un portavoz del Instituto Karolinska indicó que comenzaron a evaluar si otorgarán una indemnización a las familias de los pacientes afectados.

El caso es un duro golpe para el Karolinska, una de las instituciones más prestigiosas de Suecia, y para el premio Nobel de Medicina, que es otorgado por una asamblea compuesta por 50 profesores de la institución.

fuente El País

temas