No es la primera vez que a un cometa se le encuentran rastros de alcohol, sin embargo, es una novedad que se hallen rastros de azúcar.

Un equipo de astrónomos del Observatorio de París y el Instituto de Radioastronomía Milimétrica (IRAM), dirigido por Nicolas Biver, descubrió que el cometa C/2014 Q2 (o cometa Lovejoy) arroja a su paso una inmensa cantidad de etanol. Esta sustancia, también llamada alcohol etílico, es la misma sustancia que se encuentra en bebidas como el vino, la cerveza, licores y aguardinete.

A través de un espectómetro analizaron la nube de partículas que rodea al Lovejoy, y descubrieron que este emitía el equivalente a 500 botellas de vino por segundo.

Es una buena cantidad como para estirar la copa hasta el espacio y esperar a que se llene. Sin embargo, no sólo estarían captando etanol. También encontraron glicoaldehído, un monosacárido relacionado con las moléculas de azúcar, y metanol, una sustancia altamente tóxica para humanos.

¿Y qué tiene esto de importante? Los resultados del análisis del equipo de Biver dan más idea de la enorme complejidad de los componenetes en los cometas. Además, esto da más evidencia al importantísimo papel que tuvieron este tipo de rocas espaciales en la creación de la vida. Stephanie Millam, de la NASA, dijo lo siguiente al respecto:

Encontramos moléculas con múltiplos átomos de carbono. Y ahora pueden ver de dónde se forman los azúcares, así como compuestos oránicos más complejos… Estos se pueden empezar a formar más fácil que empezando con moléculas con sólo dos o tres átomos [de carbono].

Este cometa fue descubierto por un astrónomo aficionado llamado Terry Lovejoy. Es el primer cometa en el cual se descubren glicoaldehídos, pero no el primero con sustancias alcohólicas.

vía CNET

fuente Science Advances

temas