La víctima fue un conductor de autobuses de la India.

Por primera vez en la historia se reportó una muerte ocasionada por la caída de un meteorito. El incidente ocurrió poco después de la medianoche del sábado pasado (6 de febrero) en la India. De acuerdo con la información oficial, un meteorito se estrelló cerca de las instalaciones de El Colegio de Ingeniería de Bharathidasan, una universidad privada ubicada en Tamil Nadu, un estado sureño de la India, destrozando las ventanas de varias aulas y los parabrisas de algunos coches. El impacto se escucho a lo largo de 3 kilómetros a la redonda.

La piedra espacial mató a un hombre e hirió a otros tres, los nombres de los implicados en el incidente se han mantenido en secreto. La víctima mortal del impacto era un chofer de cuarenta años que se encontraba caminando por la zona donde impactó la roca, la cual lo mató al instante, sin posibilidades de ser socorrido.

Al llegar al lugar de los hechos, las autoridades locales encontraron un crater de 1.2 metros de profundidad con fragmentos de una roca azulada, que actualmente está siendo estudiada. El gobierno municipal indicó que entregará 100,000 rupias (1,470 dólares) a la familia del conductor fallecido, mientras que repartirá 25,000 rupias (368 dólares) a cada uno de los heridos.

“Este accidente es muy raro, nunca antes en la historia habíamos sabido de un caso confirmado científicamente de alguien muerto por un impacto de un meteorito. Habíamos tenido reportes de lesiones, los cuales eran extremadamente raros”, señaló Lindley Johnson, Oficial de Defensa Planetaria de la NASA.

Está es una terrible forma de pasar a la historia. En nuestro caso, la última muerte asociada por un meteoro que conocimos fue culpa del Caballero de Pegaso:

Actualización (10/02/2016)

Un nuevo análisis de Instituto Indio de Astrofísica, al que tuvo acceso la NASA, desmintió que el percance que ocurrió en la India fuera provocado por un meteorito. El estudio reveló que la supuesta roca espacial era una piedra común y corriente, eso sí, muy grande. Además los especialistas concluyeron que no se reportó ninguna lluvia de meteoritos sobre el lugar.

La NASA también se pronunció en ese sentido, indicando que, tomando en cuenta la información de sus pares hindús, el accidente pudo provocarse por una explosión subterrestre (probablemente por una fuga de gas) que lanzó por los aires a la roca.

Así, el supuesto meteorito “sólo” fue una enorme pedrada. Ahora, como diría el Haragan, él (meteoro) no lo mató:

vía The New York Times

fuente The Wall Street Journal

temas