¿Estamos ante el inicio de ver humanos hechos a la carta?

Durante años, dentro de la comunidad científica internacional corrieron cientos de rumores relacionados con experimentos con embriones humanos realizados en China. Ahora sabemos que, por lo menos en parte, eran reales.

Lo anterior se debe a que se acaba de hacer publicó un reporte de un experimento chino que logró “editar” el genoma de embriones humanos y reemplazar el gen responsable de la beta-talasemia, también conocida como anemia del Mediterráneo, una enfermedad potencialmente mortal. El experimento pudo ser un éxito gracias a una técnica conocida como CRISPR (Cortos Palindrómicos Repetidos Aglomerados y Regularmente Interespaciados, por sus siglas en inglés), la cual consiste en cortar partes del ADN, sustituyéndolas por otros fragmentos.

El principal responsable del proyecto, el doctor Junjiu Huang de la Universidad Sun Yat-sen de Guangzhou, China, indicó que en su experimento utilizó 86 embriones no viables —es decir, que no pueden producir un nacimiento— procedentes de las clínicas de fertilidad locales. A pesar de eso, esta es la primera ocasión que se usa la técnica en embriones humanos.

chinos
¿Pronto veremos niños chinos perfectos?

De acuerdo con Huang, su experimento prueba que es potencialmente viable eliminar  enfermedades genéticas antes del nacimiento, pero también cambiar otras características, como la inteligencia o la belleza. Lo anterior ha abierto todo un debate con respecto a los alcances de la ciencia, en relación a la ética del experimento chino, así como el uso de las técnicas modernas para confrontar a la naturales o la posibilidad que este tipo de pruebas traigan más prejuicios que beneficios, como una potencial nueva enfermedad producto de la experimentación genética y efectos negativos en la descendencia de los probables humanos modificados.

En su reporte, Huang asegura que la técnica aún “no está lista” para su uso en la práctica médica. ¿Cada vez estamos más cerca de vivir en un Mundo Feliz, al estilo de la novela de Aldous Huxley?

vía National Geographic

fuente Springer

temas