Si no se ataca a los factores que desencadenan el mal del Parkinson, pronto tendremos una crisis de salud mundial.

Un viejito caminando con dificultad por la calle

(Jeremy Brooks)

El mal del Parkinson es una de las enfermedades más terribles que afectan el movimiento, se desencadena cuando las neuronas no producen suficiente dopamina. Generalmente ocurre por problemas genéticos, y se manifiesta mayoritariamente entre los mayores de 65 años. Pero, de acuerdo con un estudio publicado por la revista científica Journal of Parkinson’s Disease, el exponencial crecimiento de la enfermedad desde la era industrial, sólo hace pensar que dentro de unas décadas viviremos una crisis mundial por el mal de Parkinson.

De acuerdo con el estudio, dirigido por Ray Dorsey, investigador del Departamento de Neurología de la Universidad de Rochester, en los últimos veinticinco años el número de personas con el mañ de Parkinson se duplicó, pasando de 3 millones en el mundo a 6 millones en la actualidad. Si todo sigue como hasta ahora, esperan que en el año 2040 el numero de enfermos crezca a 12 millones, aunque suponen que llegará a los 17 millones de enfermos en el 2040 por el aumento de la esperanza de vida.

Así alertan los científicos en la parte final de su trabajo:

“Los trastornos neurológicos son ahora la principal fuente de discapacidad a nivel mundial; los neurológicos, además, son los que tienen más rápido crecimiento. La industrialización está creando una pandemia de Parkinson que requerirá acciones intensificadas para frenarla, junto a una planificación enfocada a atacar el problema”.

El estudio analizó diferentes bases de datos que abarcan desde 1990 y hasta el 2015, descubriendo que los países con más taza de enfermos con el mal de Parkinson provienen de países en los que ha aumentado el número de ancianos, así como de industrialización. Así, entre más crece la población de personas de la tercera edad, más crecen los que padecen la enfermedad. México cada vez incrementa más su taza de adultos mayores, y se aleja de los países con mayoría de jóvenes, así que podríamos ver muchos más casos de mal de Parkinson en el futuro cercano.

Los especialistas creen que la enfermedad ha aumentado por culpa del contacto masivo con cierto tipo de pesticidas, disolventes y metales pesados, así como la mala alimentación. Ellos suponen que todavía estamos a tiempo de intentar frenar el crecimiento de la enfermedad antes de que se vuelva un gran problema de salud mundial.

fuente Journal of Parkinson's Disease

temas