Estudio arroja información de microbio que pudo originar la vida compleja en la Tierra

Este descubrimiento es clave para entender por qué se desarrollo la vida humana en la Tierra
Getty

Científicos del University College de Londres y de la Universidad de Lancaster descubrieron nueva información sobre el microbio Sulfolobus Acidocaldarius que podría arrojar información clara de cómo se originó la vida compleja en la Tierra.

El estudio, dirigido por Buzz Baum, encontró que este microbio, que prospera en aguas ácidas en temperaturas cercanas a las 75º, es clave para entender el desarrollo evolutivo de la vida compleja dentro del planeta Tierra.

Sawakinome

Los hallazgos que se hicieron son referentes a su proceso de división celular, que tienen origen en el proceso evolutivo aproximadamente hace 3 mil 500 millones de años junto a algunas bacterias, antes de que se desarrollara la vida pluricelular compleja.

Dentro del conocimiento actual del proceso evolutivo se sabe que las células eucariotas evolucionaron aproximadamente mil millones de años después, probablemente como resultado de un evento endosimbiótico en el que se fusionaron una célula arqueológica y bacteriana. Las células complejas resultantes se convirtieron en una nueva división de la vida que ahora incluye los protozoos, hongos, plantas y animales.

Este mismo proceso se encontró en la división del microbio Sulfolobus acidocaladarius, que el proteasoma, conocido por ser la parte de la célula que se encarga de limpiar a las células más complejas, regula la división celular del microbio.

Según los investigadores, este descubrimiento es clave porque hasta antes de este momento no se había observado un mecanismo de células complejas en una arquea u organismos simples de esta forma.

A partir de este momento, la relación entre las arqueas y las eucariotas será clave para descubrir el origen de la vida como la conocemos. Para los investigadores se resume de esta forma:

“Se ha vuelto cada vez más evidente que las células eucariotas complejas surgieron después de un evento endosimbiótico entre una célula arqueológica ancestral y una alfa-proteobacteria, que posteriormente se convirtió en la mitocondria dentro de la célula eucariota resultante. Nuestro estudio sugiere que el papel vital de el proteasoma en el ciclo celular de toda la vida eucariota hoy tiene su origen evolutivo en las arqueas