Ésta sería la primera ocasión en la historia que se comprueba la existencia de un sistema binario de agujeros negros supermasivos

Astrónomos de la Universidad de Nuevo México (UNM), dirigidos por el profesor Greg Taylor, en colaboración con el Observatorio Naval de los Estados Unidos y el Observatorio Gemini, anunciaron que, después de 12 años de investigación, pudieron comprobar la existencia de dos agujeros negros supermasivos que tienen una influencia orbital entre sí. Esta sería la primera ocasión en la historia que se comprueba la existencia de un sistema binario de agujeros negros supermasivos.

“Durante mucho tiempo, hemos estado buscando en el espacio para tratar de encontrar un par de estos agujeros negros supermasivos orbitando como resultado de la fusión de dos galaxias. Aunque hemos teorizado que esto debería estar sucediendo, nadie lo había visto hasta ahora. Se trata del primer par de agujeros negros que se ven como objetos separados que se mueven uno con respecto al otro, y por lo tanto hace de éste el primer ‘binario visual’ de agujero negro”, indicó Greg Taylor.

Las conclusiones de la investigación fueron posibles gracias al uso del Very Long Baseline Array (VLBA), una tecnología que permite unir 10 potentes radiotelescopios de diferentes instituciones de Estados Unidos que logran captar las minúsculas señales de radio emitidas por los agujeros negros. Gracias a las señales, se pudo trazar con precisión las trayectorias de los agujeros, y confirmar que constituían un sistema binario, o sea dos agujeros negros vinculados entre sí.

Mapa trazado por el VLBA en el que se puede observar a los dos hoyos negros en el centro (Imagen: UNM).

Los dos agujeros negros se encuentran en el centro de la galaxia 0402 + 379, ubicada aproximadamente a 750 millones de años luz de la Tierra. De acuerdo con los especialistas, el periodo orbital de los agujeros negros binarios es de alrededor de 24,000 años, por lo que, aunque el equipo ha estado observándolos por más de una década, sus resultados se tomaron por medio de cálculos matemáticos.

Los científicos a cargo de la investigación sostienen que, en un punto lejano en el futuro que podría comprender millones de años, los dos agujeros negros supermasivos se fusionarán. Esta nueva investigación podría contribuir a entender mejor qué le depara en el futuro a nuestra propia galaxia, así como entender más de la naturaleza de los agujeros negros.

fuente Phys

temas