Calentamiento global ya derritió 28 billones de toneladas de hielo

El calentamiento global es real y necesitamos frenarlo a como dé lugar
(NASA)

Científicos de la universidad de Leeds en Edimburgo y del University College de Londres publicaron los resultados de su estudio sobre el deshielo y el calentamiento global desde 1994 a 2017, en la que se demostró que esto ha provocado el derretimiento de 28 billones de toneladas de hielo en toda la Tierra.

Este estudio llega 30 años después del primer reporte de expertos del cambio climático en 1990, momento en el cual se buscó hacer notoria la importancia de combatir el incremento de temperatura en el mundo, aunque en ese momento se ignoró su iniciativa.

La investigación fue realizada gracias a los diferentes satélites que apuntan hacia las diferentes zonas de hielo más importantes del planeta, que incluyen los glaciares de Sudamérica, Asia y Canadá, así como el mar Ártico y las grandes masas glaciares de la Antártida y Groenlandia.

Te recomendamos: Captan imágenes de nieve roja en la Antártida y la culpa es del calentamiento global

Con ello, lograron identificar que el planeta Tierra ha perdido hasta 28 billones de toneladas de hielo en estos años. Esta cantidad de hielo podría cubrir la totalidad de la superficie del Reino Unido con una capa de 100 metro de agua congelada.

(NASA)

Los resultados del estudio muestran que, de seguir esta tendencia, para el final de siglo el nivel del mar podría subir hasta un metro en todo el mundo, lo cual tendría consecuencias desastrosas para la vida como lo conocemos.

Según los investigadores, el aumento del nivel del mar será paulatino, pero simplemente el incremento del nivel del mar en un centímetro afectaría hasta un millón de personas que se encuentran en zonas habitables al nivel del mar.

Esta investigación no solo mostró la forma en que el hielo está desapareciendo de la superficie terrestre, sino que esto es consecuencia directa del calentamiento global. Los resultados muestran que las formaciones de hielo en el Himalaya y Sudamérica sufren directamente por el incremento de temperatura de la Tierra, mientras que las grandes capas de hielo en Antártida, Canadá y Groenlandia pierden volumen por el incremento de la temperatura y el nivel mar.

ANUNCIO