La compañía espacial de Jeff Bezos sigue demostrando lo eficaz de su tecnología.

Blue Origin saltó a todos los titulares de las revistas y portales de tecnología cuando, a finales del año pasado, consiguieron el descenso controlado de un cohete espacial, adelantándose a SpaceX, la empresa espacial privada más avanzada en la actualidad. Con esto, la rivalidad de los dos CEOs de las compañías ha alcanzado nuevos niveles, como lo prueba un video taiwanes que se volvió viral.

Ahora Blue Origin ha vuelto a conseguir atención mediática con un nuevo logro: reutilizar con éxito un cohete previamente usado en una prueba. El cohete New Shepard, el mismo que usaron en el histórico descenso controlado, pudo despegar y aterrizar por segunda ocasión sin mostrar ningún problema.

A pesar del logro de su competencia, SpaceX ha sido enfatica en señalar que los cohetes de Blue Origin no pueden considerarse como “espaciales”, por que en sus vuelos de prueba nunca han salido del planeta. Algo que los dispositivos de SpaceX, ya usados incluso en vuelos de misiones de la NASA, sí consiguen.

Una cosa es clara, la producción de los videos de Blue Origin es mejor que la de SpaceX.

fuente Blue Origin (YouTube)

temas