Robot demuestra que cuando un bebé gatea inhala mucho polvo

Investigadores de la Universidad de Purdue crearon un robot para saber cuánto polvo inhalan los bebés al gatear.

No sé si alguna vez habíamos pensado en esto, pero no es necesario decir que es un tema que sólo le compete a los padres, pues cuando tu gateabas, seguramente también te llenaste de polvo y bacterias por dentro. Por eso los investigadores de la Universidad de Purdue construyeron un robot cubierto de estaño que gatea, para así conocer cuánto polvo inhalamos cuando somos bebés.

Los brazos de este extraño robot gatean para simular la cantidad de polvo que un bebé real podría levantar. De acuerdo con los resultados de Purdue que fueron publicados por Environmental Science & Technology, el robot levantó una cantidad de partículas de polvo con una concentración 20 veces mayor que la que se encuentra en el punto más alto de una habitación.

El problema es que el cuerpo de un bebé no está protegido para manejar esa cantidad de polvo. Y es que cuando somos adultos, gran parte de las partículas de polvo las eliminanel sistema respiratorio superior, las fosas nasales y las garganta. Así lo explica Brando Boor, el investigador principal del estudio:

“Los niños pequeños, respiran por la boca con mayor frecuencia y una fracción significativa de polvo se deposita en las vías respiratorias inferiores, las regiones traqueobronquiales y pulmonares. Por tanto, las partículas llegan a las regiones más profundas de los pulmones”.

Esto significa que la respiración de los bebés se puede deteriorar. Pero esto no es una certeza, pues al mismo tiempo también podría mejorar su sistema inmune, ya que desarrollaría resistencia al polvo. En pocas palabras nos quedamos en la misma. Pero, por el momento, lo mejor sería no poner a los bebés a gatear en los tapetes y aunque seas un adulto, tampoco es bueno que tú lo hagas.

vía Boing Boing

fuente Purdue

temas