¿Qué puede ocasionar el asteroide que podría impactar con la Tierra en noviembre?

La NASA está siguiendo la ruta de este asteroide y lo más probable es que impacte contra la Tierra
(Getty Images)

La NASA informó de un asteroide que se dirige hacia la Tierra, por lo que lo más probable es que este impacte contra nuestro planeta. Según los estudios de observación este colisionaría contra la atmósfera el 2 de noviembre de 2020. Esto es lo que pasaría si la predicción de la NASA se cumple.

(ESO)

Según la NASA este asteroide tiene el tamaño aproximado de un refrigerador grande, con casi dos metros de longitud. Está lejos de ser de los considerados “potencialmente peligrosos” para la vida humana, pero de cualquier manera está siendo estudiado.

Se estima que está viajando a 40 mil 555 km/h, por lo que si entrara a la atmósfera terrestre sería visible como un cometa, exactamente igual al que fue visible en Monterrey este mismo 2020 y fue captado en video.

Sin embargo, si tamaño no es considerable, por lo que se desintegraría al entrar en contacto con el aire de la atmósfera, reduciendo su estructura a simples rocas, que son peligrosas por su velocidad, pero no representan un peligro real para la humanidad.

La NASA también explicó que la posibilidad de que este entre en nuestra atmósfera es de tan solo 0.41%, ya que se encuentra a alrededor de 500 mil kilómetros de la Tierra. De cualquier manera, será posible verlo de manera detallada para los observatorios y, si entrara en la Tierra, las rocas que desprendan también serían material de análisis.

Durante 2018 fue la última vez que un asteroide similar fue captado en condiciones similares, y para los investigadores de la NASA todos estos cuerpos espaciales generan gran incertidumbre en su trayectoria, pero no se consideran peligrosos de ninguna forma.

Par ala NASA y las demás instituciones dedicadas a la investigación astronómica, los asteroides peligrosos son aquellos de gran tamaño y velocidad, cuyas trayectorias son mucho más complejas y son difíciles de detectar. Por ahora, no hay preocupaciones, solo la posibilidad de ver otro cometa más en 2020.