Arqueólogos descubren las pinturas rupestres más antiguas del mundo en Indonesia

Las pinturas tienen más de 40,000 años de antigüedad y parece que representan una cacería.
(Foto: Ratno Sardi / Universidad de Griffith)

Un grupo de arqueólogos de la Universidad de Griffith descubrió en Indonesia las pinturas rupestres más antiguas conocidas hasta la fecha. Tienen aproximadamente 44,000 años de antigüedad, y no solo se convirtieron en las pinturas rupestres más antiguas del mundo, sino también en una de las piezas artísticas figurativas más viejas producidas por los seres humanos.

También te recomendamos: Sí, los vikingos llegaron a América antes que Cristóbal Colón

Los arqueólogos de la Universidad de Griffith documentaron su hallazgo en un artículo publicado en la revista Nature. Se trata de un conjunto de figuras híbridas que representan humanos con características animales, y que parecen estar cazando grandes mamíferos usando cuerdas y lanzas. Estas figurillas reciben el nombre de teriántropos (palabra que etimológicamente quiere decir algo así como “hombres bestias”). Las pinturas fueron descubiertas en la cueva de Leang Bulu’Sipong 4 que se encuentra en la isla de Célebes al noreste de Indonesia.

Describimos un elaborado panel de roca caliza en la cueva de Leang Bulu’Sipong 4 (Sulawesi, Indonesia) que retrata muchas figuras que parecen representar teriántropos cazando cerdos salvajes y pequeños bovinos.

Además los arqueólogos destacan en su artículo la importancia que tiene este descubrimiento para el estudio de la manera en que los humanos contamos historias.

El arte prehistórico de las cavernas provee la mirada más directa que tenemos a las narraciones más antiguas. Esto bajo la forma de composiciones narrativas o “escenas” que representan conjuntos de imágenes cerca unas de otras. A partir de ello se puede inferir que hay acciones sucediendo entre las figuras.

Para datar las pinturas de la cueva de Leang Bulu’Sipong 4 en Indonesia se utilizó el método de degradación radiactiva de uranio. Se estudiaron las pinturas que ocupaban 4.5 metro de superficie de la cueva y se encontró que tienen una antigüedad de entre 35,000 y 43,900 años. Con esto se conviertieron en las pinturas rupestres más antiguas conocidas hasta la fecha. Los teriántropos más antiguos que se conocían correspondían a una figurilla humana con cabeza humana encontrada en Alemania que databa de hace 40,000 años.