Encuentran intactos 13 ataúdes egipcios con 2500 años de antigüedad

El pozo fúnebre fue encontrado en el desierto de Saqqara en Egipto.
(Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto)

Bajo la necrópolis del desierto de Saqqara en Egipto fueron descubiertas 13 ataúdes de madera apilados uno encima del otro a 11 metros debajo del suelo. Y si bien no es la primera ni última vez que es descubierto un pozo funerario en Egipto, el hallazgo es inusual por una razón: después de 2 mil 500 años los ataúdes se encuentran completamente intactos.

Según los historiadores, el desierto de Saqqara sirvió durante unos 3 mil años como la necrópolis de Memphis, la que alguna vez fue la capital del antiguo Egipto. Allí, los egipcios enterraban a sus muertos y por esa misma razón, Science Alert explica que se convirtió en un sitio de mucho interés arqueológico. Pero el reciente descubrimiento es más que una sorpresa, debido a que los ataúdes han permanecido sellados durante cientos de años, lo cual también significa que nadie los perpetró. Encontrar una tumba egipcia que no haya sido abierta antes de su descubrimiento cuenta con una probabilidad de una en un millón.

(Foto: Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto)

De acuerdo con el Ministerio de Turismo y Antigüedades de Egipto, los primeros análisis a las tumbas sugieren que los sarcófagos se han mantenido sellados desde que fueron enterrados. Y además, dentro del pozo, también existe la posibilidad de descubrir todavía más ataúdes al interior de tres nichos que también siguen intactos.

Que los ataúdes encontrados permanezcan sellados es una gran oportunidad para los arqueólogos de poder encontrar en su interior reliquias u objetos funerarios, para poder llegar a una mejor comprensión de los rituales fúnebres del antiguo Egipto.  Además, gracias a las condiciones en que fueron enterrados, también cabe la posibilidad de que no se haya conservado algún líquido misterioso en su interior que dificulte su estudio.

ANUNCIO