Esta creativa iniciativa tiene como propósito el de proteger la fauna marina.

Algo tan cotidiano como volver del super mercado y desechar los anillos de plástico que reúnen seis latas de refresco, puede resultar algo muy peligroso, pues esos desechos comúnmente terminan en el mar y otros depósitos en donde animales transitan con frecuencia. Debido a su diseño, es muy sencillo que puedan atorarse y sufrir, incluso durante mucho tiempo.

Mucha gente acostumbra recortar estos plásticos antes de tirarlos a la basura, pero aún se corre el riesgo de que el animal intente comerlo y muera asfixiado, pues el material es muy sólido y tarda muchísimo tiempo en desintegrarse.

La compañía de bebidas, Salt Water Brewerly ha pensado en cómo aportar un granito de arena para solucionar este problema tan preocupante, así que uniendo fuerzas con la agencia de publicidad We Believers han diseñado un tipo nuevo de anillos que funcionan de la misma manera y son igual de resistentes que los de plástico, pero empleando materiales vegetales como trigo y cebada que se desintegran rápidamente al estar en contacto con el agua y, además, son completamente comestibles, así que los peces y las tortugas pueden utilizarlas como alimento.

Esta empresa es oriunda de Florida, así que su enfoque está dirigido a un target que usualmente gusta de disfrutar de una cerveza en establecimientos cercanos a la costa, como surfistas o turistas, así que su iniciativa es una idea fantástica para impregnar conciencia en sus consumidores y de paso ver qué otras compañías piensan del mismo modo.

Por el momento se colocaron 500 unidades a través de distintos establecimientos para probar qué tan bien funcionan y determinar si vale la pena hacerlo a mayor escala, se planea que de ser así, la compañía pueda fabricar anillos para otras marcas.

vía Mashable

fuente Salt Water Brewery (Facebook)

temas