El curioso protozoo es idéntico al sombrero del personaje de Tolkien.

A pesar de que se pensaba que no existían más amibas por descubrir, un equipo de científicos brasileños de las Universidades de São Paulo y Maringá anunciaron haber encontrado una nueva especie del grupo de las tecambas nunca antes registrada. Lo más curioso es que la amiba tiene la forma de un sombrero de mago.

Para volver más mediático su hallazgo, el equipo de investigadores se aprovechó de la apariencia del curioso protozoo y lo bautizó con un nombre que rinde homenaje a Gandalf, el personaje creado por J. R. R. Tolkien que aparece en El HobbitEl Señor de los Anillos.

Así, la pequeña amiba de menos de 80 µm de estatura tiene el nombre oficial de Arcella gandalfi. Al igual que otras amibas tecambas, puede generar un caparazón protector, en este caso en forma de embudo (que le da su apariencia de sombrero de mago), que le sirve para guardar agua en épocas de sequía, tiene un color que varía entre el amarillo claro y el café y vive en el agua dulce.

Para localizarla fue necesario aislar a la amiba, y, por medio de radiofrecuencia, determinar su apariencia y características.

vía Eurekalert

fuente Acta Protozoologica

temas