El calentamiento global es una realidad del presente, algo que debe preocuparnos hoy. Si no lo creen, la NASA les dará algunas razones al respecto.

La NASA ha descubierto que el hielo del Ártico y los mares adyacentes no sólo se ha reducido drásticamente en los últimos años, sino que también se ha hecho más delgado. De acuerdo al investigador Walt Meier, del Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA, en los últimos años se ha registrado la desaparición del “hielo más antiguo”, pese a que es el más grueso y resistente que existe en el Ártico.

“Un verano caliente derretirá todo el hielo joven, pero no puede deshacerse por completo del hielo más antiguo. Pero estos hielos mayores se están debilitando debido a que hay menos de ellos y el (hielo) viejo restante está más dividido y delgado, por lo que la amurada no es tan bueno como solía ser”, advirtió el científico.

En conclusión, hoy más que nunca la capa de hielo marino es más vulnerable al calentamiento atmosférico.

“Hemos perdido la mayor parte del hielo antiguo: en los años 80, el hielo multianual representaba el 20% de la cubierta de hielo marino. Ahora es solo un 3 por ciento. El hielo más antiguo era como la póliza de seguro del paquete de hielo del mar Ártico: a medida que lo perdemos, aumenta la probabilidad de un verano libre de hielo en el Ártico”, advirtió el Dr. Walt Meier del Centro Espacial Goddard de la NASA.

La Agencia Espacial ha estudiado la evolución del hielo del Ártico mediante la comparación del estado del océano en septiembre de 1984 con el mismo mes de este año. En una nueva animación podemos ver las dos ráfagas de deshielo. La primera (iniciada en 1989) que ocurrió por un cambio en la Oscilación Ártica, un patrón de circulación atmosférica. La segunda oleada comenzó a mediados de los años 2000.

fuente NASA

temas