Un joven noruego de 14 años cayó en coma después de llevar al límite su cuerpo al jugar 16 horas seguidas Call of Duty y combinarlo con cuatro litros de bebidas energéticas, mismas que le propiciaron, por si no fuera poco, insuficiencia renal.

¿Recuerdas lo que le paso a Ronaldo en el Mundial del 98 por desvelarse jugando PlayStation? Pues el astro brasileño tiene un emulo en Henrik Eide Dahl, un adolescente noruego de 14 años, quien pensó que no había mejor forma de pasar el rato que inscribirse en una LAN party en la que podría jugar hora tras hora su videojuego favorito, Call of Duty. A Henrik se le hizo fácil preparar un arsenal de bebidas energéticas para aguantar la maratónica reta, misma que se llevó a cabo en la cafetería de la preparatoria a la que asistía.

Obviamente el joven noruego no estaba muy acostumbrado a desvelarse, porque de estarlo sabría que no se necesitan tomar cuatro litros de Red Bull para aguantar sin dormir una noche. Lamentablemente, quien padeció su insensatez fue su propio cuerpo, mismo que, cuando se paró para ir al baño a desechar los cuatro litros de bebida energética que llenaban su vejiga, dejó de responderle y se desplomó en medio del lugar.

“Estaba jugando Call of Duty. De repente, todo se volvió oscuro y me desmayé . Cuando me desperté, estaba aterrorizado. La primera cosa que recuerdo del hospital es que mis hermanos estaban sentados en el borde de la cama y lloraban a mi lado. Ha sido una de las experiencias más atemorizantes de mi vida, y he aprendido que no es bueno beber tanta bebida energética” declaró Dahl.

Henrik no recuerda nada de lo que pasó después de que se desplomó, debido a que cayó en un coma profundo, del que no salió en más de una semana, producto de una falla en sus riñones provocada por el exceso de bebida energética que tomó. El  gamer dejó el hospital hace un par de días, después de estar ingresado durante casi dos semanas. Ahora tiene que tomar medicamentos para controlar su presión arterial y, de acuerdo con los doctores que lo atendieron, estuvo muy cerca de perder la vida.

“Él puso gravemente en peligro su vida. Su sistema nervioso central, su sistema cardiovascular, sus pulmones y sus riñones se vieron afectados, y aun lo están. Por el momento, creemos que todo se debió al consumo excesivo  de bebida energética.” Afirmó Anne Kathrine Duns, una de las doctoras que lo atendieron

Así que, si estás pensando en desvelarte jugando videojuegos, te sugerimos tomarte solo una latita de bebida energética, o una taza de café, o mejor aun, échate un coyotito de vez en cuando.

vía Game Politics

fuente The Local

temas