El Bloodhound SSC es un vehículo que alcanza velocidades super sónicas, ahora, gracias a sus creadores, podemos conocer la cabina de uno de estos increíbles bólidos.

Este auto-cohete de origen inglés busca batir el récord de velocidad de un vehículo terrestre, que actualmente es de 339.7 m/s. Para comenzar a volverlo un elemento común en el imaginario colectivo del Reino Unido, sus desarrolladores han permitido a varios periodistas tomar imágenes de su interior.

Gracias a las facilidades que les otorgaron, The Telegraph realizó una “imagen interactiva” que permite a cualquiera visitar la cabina de controles del Bloodhound SSC desde la comodidad de la pantalla de una computadora. El interior del carro está construido con cinco diferentes fibras de carbono y dos tipos de resina, además de utilizar un motor de cohete que le brinda potencia. En su punto más grueso la cabina mide sólo 25 mm de espesor. El cronógrafo y el velocímetro del vehículo fueron realizados por Rolex.

Bloodhound-SSC-02

La pantalla central del bólido se presentala velocidad en millas por hora y el número de Mach que rebasa, mientras que la pantalla de la izquierda muestra las presiones hidráulicas y la temperatura de los sistemas de frenos. Por su parte, la pantalla de la derecha proporciona información acerca de los tres motores con los que cuenta el coche.

Se espera que el año entrante el Bloodhound SSC consiga llegar a los 447.04 m/s en una prueba de velocidad que marcaría la máxima registrada por un vehículo terrestre. Aquí puedes conocer el interior de este impresionante híbrido de auto y cohete:

fuente The Telegraph

temas