Ikubu, una startup especializada en software, lanzó un proyecto de crowdfunding para construir un dispositivo que promete ser de mucha ayuda para los ciclistas.

De acuerdo con sus creadores, Backtracker es un radar de proximidad trasera especialmente diseñado para usarse en bicicletas convencionales. El aparato está dividido en dos partes, una de ellas se coloca en el soporte trasero del vehículo y con ayuda de unos sensores de movimiento y proximidad, es capaz de detectar cualquier auto o moto que se encuentra a una distancia de hasta 140 metros. La otra parte del gadget, que se conecta a la primera vía Bluetooth, se ubica en medio del manubrio, desde ahí el usuario puede conocer la distancia y velocidad de los diferentes objetos que se encuentran a su alrededor a través de luces de LED que varían su tono de acuerdo con la velocidad de los vehículos que se aproximan.

El dispositivo puede sincronizarse con un smartphone mediante una aplicación y se espera que, de conseguir el financiamiento, también se agregue soporte para dispositivos wearables y motos. A un par de días de iniciar su fondeo, Ikubu ya lleva recaudado el 10% de su meta inicial de 226,000 dólares. Si estás interesado en adquirir un Backtracker, puedes adquirir uno con una aportación mínima de 199 dólares desde la página oficial del proyecto.

fuente Backtracker

temas