Después de más de medio año parado, la aeronave volvió a surcar los aires. 

En marzo del año pasado Solar Impulse 2, el primer avión solar, comenzó su aventura buscando dar una vuelta al mundo para probar que es posible volar sin usar combustibles fósiles. Después de volar durante varios meses, con muchas paradas, la nave logró permanecer 108 horas seguidas sobre el Océano Pacífico completando la etapa más larga del viaje, cubriendo un trayecto que la condujo hasta Hawaii. Lamentablemente, el largo viaje provocó que las baterías del avión se dañarán por sobreúso y tuvieron que posponer el viaje hasta que repararán el vehículo.

El fin de semana Solar Impulse 2 volvió a volar, aparentemente sin dificultades. La aeronave, conducida por el piloto de pruebas Markus Scherdel, despegó del aeropuerto de Kalaeloa, en Hawaii. El vuelo de pruebas de poco más de una hora, en el que se comprobó que todo su equipo funcionaba correctamente.

El avión solar volverá a iniciar su ruta el próximo 20 de abril, se espera que en un par de meses complete su recorrido con destino a Abu Dabi.

fuente Solar Impulse (Blog)

temas