La aeronave logró completar su primera meta en 13 horas.

Solar Impulse 2, el primer avión impulsado por energía solar, finalmente salió de Abu Dabi con una semana de retraso, iniciando su histórico recorrido alrededor del mundo con el que buscan demostrar que las aeronaves que no usan combustibles fósiles también son eficientes.

El avión pilotado por André Borschberg, impulsado por sus 4 motores eléctricos de 17.4 caballos de fuerza, logró aterrizar con éxito en el aeropuerto internacional de Mascate, Omán, después de 13 horas y un minuto de vuelo. De esta forma, la aeronave consiguió alcanzar el primer punto de control de su largo camino.

De acuerdo con los responsables de la misión, Borschberg se encontraba fatigado pero feliz de conseguir la primera meta de las doce programadas antes de dar por concluida su misión. En el viaje de Abu Dabi a Mascate, el avión recorrió 400 kilómetros, lo cual si bien es una distancia considerable, es poco para el tiempo que se demoró si se le compara con un avión convencional.

André Borschberg, junto con el segundo piloto, Bertrand Piccard, aún tienen que solventar el mayor reto del viaje: realizar dos vuelos transoceánicos de varios miles de kilómetros. Mañana continuará la travesía del Solar Impulse 2, ahora bajo el mando de Piccard, saliendo desde Mascato con rumbo hacia la ciudad de Ahmedabad, India.

fuente Solar Impulse

temas