Revelan diseño de una nueva generación de jets supersónicos.

¿Se acuerdan del Concord? Sí, ese avión que Alain Delon pilotea en The Concorde … Airport ’79 ha vuelto y no precisamente en forma de ficha (como Alf). Boom Technology, una startup de aviación, exhibió hoy por la mañana para un grupo de ejecutivos en el Centennial Airport de Denver, Colorado, el prototipo del “Baby Boom”, un jet supersónico diseñado para pasajeros.

El XB-1 —según su nombre oficial— es una escala 1:3 del modelo que esperan comience a funcionar en 2020. Aunque el prototipo sólo cuenta con lugar para el piloto, se espera que su versión comercial posea espacio suficiente para 44 pasajeros.

Boom Techology asegura que sus jets podrán realizar viajes de Nueva York a Londres en 3.5 horas, la mitad del tiempo que toma actualmente; o entre Los Ángeles y Sidney —un vuelo de 15 horas— en 6 con 45 minutos. Los boletos tendrán el “accesible” precio de 5,000 dólares por asiento.

boom_1

Desde 2003, cuando se retiró el Concord Jet construido por la empresa aeroespacial Aérospatiale and British Aircraft Corporation, ningún jet supersónico ha realizado vuelos comerciales. Muchos factores hicieron que el Concord saliera del mercado, incluyendo un avionazo en el año 2000 que puso punto final a su mantenimiento y construcción. Como explica Vox, el avión era también un barril sin fondo de combustible y una máquina de perder dinero para Airbus, la empresa que, al final, intentó salvarlo.

Boom afirma que su avión puede viajar a una velocidad de Match 2.2 (2335 km/h), esto es 10% más rápido que el antiguo Concord y dos veces más rápido que cualquier avión comercial. Si quieren saber qué se siente volar a esa velocidad, lean la crónica que Thomas Ricker escribió para The Verge sobre esta experiencia, la cuál él llama: ese momento en el que “casi toco a Dios”.

boom_destacada

El as bajo la manga de Boom Technology es el apoyo que les ha brindado Virgin Group junto con su CEO, Richard Branson. La empresa ayudó originalmente a la compañía de aviación fundada por Blake Scholl con investigación y desarrollo, mientras que The Spaceship Company —también de Branson— le proveerá numerosos servicios de operación. Como recompensa, Virgin tendrá la opción de comprar los primeros 10 jets que Boom produzca.

Sin embargo, Boom no es la única empresa que desea revivir los vuelos supersónicos. Un grupo llamado Concorde Club afirma que tiene dinero suficiente para restaurar el Jet Concord con la finalidad de realizar espectáculos aéreos y viajes privados, planeando comenzar a operar en 2019. Airbus ha patentado también su propio jet supersónico, el cual, supuestamente, puede viajar a cuatro veces la velocidad del sonido. Y Spike Aerospace, una empresa de Boston, busca construir un jet supersónico de 80 millones de dólares que, en lugar de ventanas, tendrá displays.

Así, la carrera de los aviones supersónicos ha comenzado.

vía The Verge

fuente Boom

temas