Su nombre es Aristotle y es la versión de Alexa para los pequeños.

Estoy casi convencido de que si le damos un smartphone o tablet a nuestro sobrino de siete años sabe sacarle más provecho que nosotros, y es que no es secreto para nadie que los niños día tras día asimilan cada vez más rápido la tecnología. Sin embargo, algunos aspectos aún resultan peligrosos para los más pequeños, como restringir el libre acceso a cierta información o el empleo equivocado de estos dispositivos.

Teniendo esto en mente es que Mattel ha decidido crear Aristotle, el asistente personal para niños que asegura la tranquilidad de los padres. De acuerdo con la compañía, este dispositivo tiene la función de leer cuentos antes de dormir o jugar el famoso preguntas y respuestas del tipo: “¿qué animal hace este ruido?”. Además, también sirve para que los padres puedan comprar productos para sus hijos.

Aristotle (que significa Aristóteles, en español) tiene una bocina y una cámara, esto último le permite servir como un clásico monitor para bebés o incluso para interactuar con otros juguetes de la marca, gracias a su sistema de reconocimiento óptico. Además, cuenta con un Luz LED regulable… una característica que ni el asistente Echo de Amazon puede presumir.

Mattel se muestra optimista frente al problema del reconocimiento de voz infantil, algo con lo que incluso la plataforma Alexa de Amazon batalla bastante. ¿Cómo lo consigue? Sencillo, Aristotle le pide al usuario infantil que lea un párrafo en voz alta para poder reconocer su voz y habilitar sus tareas.

Si me apuran hasta a mí me gustaría contar con juguete de este tipo, pero por ahora sólo sabemos que estará en las tiendas a partir de junio de este año y costará 300 dólares, casi el doble del precio de un Echo. Pero bueno, todo sea por la seguridad de los más pequeños.

vía Co.Design

temas