El software denominado DROPOUTJEEP fue desarrollado por la NSA para tomar el control de un iPhone en prácticamente todas sus funciones. Según los documentos filtrados por la revista alemana Der Spiegel, es necesario tener contacto físico para implantar este software, pero ya se trabaja en una versión para infectar los iPhones a distancia.

¿Recuerdan aquella escena en The Dark Knight en donde Batman (Christian Bale) construye un dispositivo para espiar a todos los teléfonos de Gotham con el fin de atrapar al Joker (Heath Ledger)? Lucius Fox (Morgan Freeman) hizo un escándalo al respecto y Batman acabó por traicionar sus principios. Bueno, pues la NSA hace lo mismo con los iPhones pero a una escala un millón de veces más grande y a nadie en el gobierno de Estados Unidos le preocupa.

El software DROPOUTJEEP es capaz de encender las cámaras y los micrófonos de los iPhones. Es decir, no sólo escucha tus conversaciones, sino que también puede mirarte sin que tú te des cuenta. Adicionalmente, tiene acceso a tus mensajes y a tus contactos. Hasta donde se sabe, es necesario tener contacto físico para instalarlo, pero también existen informes que sugieren que en un futuro podrá instalarse a distancia.

DROPOUTJEEP04

El experto en seguridad informática Jacob Applebaum, comentó el hecho en su conferencia en el Chaos Communication Congress, el encuentro anual de hackers a nivel mundial. Según sus declaraciones:

“O bien [la NSA] tiene una enorme colección de sistemas que trabajan en contra de los productos de Apple, lo que significaría que guardan información crítica acerca de lo que producen las empresas Norteamericanas, o bien Apple se sabotea a sí misma.”

En la misma conferencia Applebaum fue cuestionado acerca de si considera que Apple ayuda a la NSA para hacer lo que hace, y él simplemente declaró:

“Espero que Apple clarifique el asunto.”

DROPOUTJEEP03

Esto último, sinceramente, luce poco probable. Apple se caracteriza por ser una empresa que no responde a ataques ni declara nada en los múltiples escándalos en los que se ha visto envuelta. De todas las compañías estadounidenses que fueron blanco de espionaje, Apple es la que menos se ha pronunciado. Lo único que sabemos de ellos es que, hacia la mitad del año, Steve Dowling, vocero de la compañía, comentó:

“Nunca hemos escuchado nada de PRISM. No proveemos a ninguna agencia gubernamental de acceso directo a nuestros servidores, y cualquier solicitud de información de uno de nuestros usuarios por parte de una agencia gubernamental necesita una orden de la corte”

Esta breve declaración es todo lo que hemos escuchado de Apple al respecto. Sin duda que la compañía de la manzana se la está jugando, su silencio podría costarle el sitio de privilegio que hasta ahora ocupa en el mundo de la tecnología. Y si todos los ataques que ha recibido por parte de la competencia no han sido suficientes para derribarla, quizá este ataque, proveniente del mismo gobierno de Estados Unidos, lo logre.

vía Fox News

fuente The Daily Dot

temas