Steve Jobs mostró al futuro presidente el dispositivo seis meses antes de que llegara  a los anaqueles en el 2007.

David Axelrod, uno de los principales asesores electorales de Barack Obama, está a punto de poner en circulación en Estados Unidos un libro en el que plasma sus memorias de las campañas políticas en las que ha participado, el cual llevará por título Believer: My Forty Years in Politics.

En su libro, Axelrod cuenta detalles poco conocidos de varias reuniones privadas que sostuvieron Obama y Steve Jobs. En una de ellas, ocurrida los primeros días de enero del 2007, después de comer unos bocadillos, Jobs le mostró al futuro presidente el iPhone original que usó en la mítica keynote del 9 de enero de ese año, seis meses antes de que el dispositivo llegara a las tiendas.

obama-y-jobs
La última reunión entre Obama y Jobs, la famosa cumbre de Silicon Valley

De acuerdo con el testimonio del asesor de Obama, el político quedó gratamente impresionado por el teléfono inteligente y exclamó:

“Si fuera legal, en este momento compraría un bote lleno de acciones de Apple. Esta cosa realmente va a ser grande.”

Obama tenía razón, como lo demuestra que este año durante su primer trimestre a la venta los iPhones reportaron ventas por 74.5 millones de unidades y las mayores ganancias para la compañía hasta este momento.

fuente 9to5Mac

temas