Una fuente anónima asegura que Samsung comenzará la producción en poco tiempo.

Los nuevos Samsung Galaxy S6 y S6 Edge vienen equipados con los nuevos procesadores Exynos fabricados por la misma Samsung, que decidió dejar atrás el uso de chips Snapdragon de Qualcomm. Rumores recientes indican que la última decisión de la coreana podría resultar en el retorno de Apple como su cliente.

El informe, proveniente de Bloomberg, indica que fuentes anónimas y muy cercanas a la información, han confirmado que Samsung será el fabricante del procesador correspondiente al próximo modelo del teléfono de Apple, que a razón de sus conflictos legales con la surcoreana desde el año 2011, para el iPhone 6 y iPhone 6 Plus optó por utilizar tecnologías desarrolladas por la tailandesa TSMC para crear el chip A8.

Los motivos por los que Apple podría considerar volver a trabajar con Samsung, estaría en la rapidez de la compañía para fabricar procesadores de 14 nanómetros, en comparación con TSMC, que no tendría listos los componentes necesarios durante este 2015. De acuerdo a la fuente que optó por el anonimato, Samsung comenzará próximamente con la fabricación de los procesadores A9 para el nuevo modelo del iPhone en su planta ubicada en Giheung, Corea del Sur.

Según un analista, el hecho de que Apple esté trabajando con Samsung de nuevo, podría también significar que otras compañías, como la misma Qualcomm, también lleguen a trabajar con los de Cupertino, pero por el momento no hay nada confirmado. Así que tendremos que esperar hasta un anuncio oficial o alguna filtración con más pistas del procesador que tendrá el nuevo iPhone, del que se especula podría añadir nuevos colores y contar con la tecnología Force Touch.

vía Gizmodo en Español

fuente Bloomberg

temas