Un ingeniero mexicano desarrolló estas lámparas con material reciclado. Usan lámparas LED que se cargan con energía solar.

En 2010 Moisés Venegas Samperio fundó Aselsus, una iniciativa dedicada al desarrollo de tecnología sustentable para las zonas marginadas del país. Bajo ese contexto desarrolló las lámparas “Luciérnaga”, piezas que combinan la tecnología LED con un diseño que aprovecha las botellas de plástico (PET). Todo el sistema funciona con energía solar y puede ser la solución para iluminar de forma fácil y segura las zonas más marginadas de México.

Moisés Venegas es ingeniero en mecánica agrícola por la Universidad Autónoma Chapingo. Originario del estado de Hidalgo, la iniciativa surgió a partir de su experiencia de vida, pues creció en un entorno en donde prolifera la pobreza y la marginación. Una iluminación autosustentable como ésta es capaz de elevar la calidad de vida de zona con severos rezagos.

Moisés Venegas Samperio, responsable del desarrollo
Moisés Venegas Samperio, responsable del desarrollo

Las Luciérnagas tienen forma de botella y funcionan como tragaluz. De manera que son capaces de alimentar baterías recargables con celdas fotovoltaicas que aprovechan la luz solar. Con la energía almacenada, alimentan una lámpara LED de última generación. El sistema es capaz de proveer de iluminación tanto a casas particulares como a las calles.

Aunque ésta no es la primera vez que se usa este material para iluminación doméstica, el diseño de Venegas Samperio es totalmente original y novedoso. Asperius ya opera con alianzas con las mayores recicladoras de América Latina y actualmente busca financiamiento privado para impulsar el desarrollo de las Luciérnagas.

La primera prueba de su sistema se hará en la zona del Ajusco, dentro de la Ciudad de México. No obstante, se han identificado comunidades en los estados de Hidalgo, Oaxaca, Chiapas, Veracruz y Guerrero que podrían aprovechar este tipo de iluminación.

Funcionamiento de las Luciérnagas. Fuente: Aselsus
Funcionamiento de las Luciérnagas. Fuente: Aselsus

El potencial de este desarrollo es ilimitado. Se trata de un diseño pensado para resolver problemas muy concretos en las zonas más vulnerables del país, pero está tan bien hecho que es capaz de funcionar en contextos mucho más diversos. Según el propio Moisés Venegas Samperio:

“Quisimos desarrollar un proyecto en el que se pudiera utilizar PET, porque nos dimos cuenta de que había mucha basura y desperdicio; decidimos aprovechar esa basura y darle nueva vida. Además, nuestro principal propósito es poder llevar iluminación a zonas donde no se cuenta con este servicio y ayudar a mejorar la calidad de vida de las personas”

vía CONCACyT Agencia Informativa

fuente Aselsus

temas