El culpable sería otro partido político.

Chris Vickery, el investigador de MacKeeper que localizó en el servicio en la nube de Amazon -sin ninguna medida de seguridad, permitiendo a cualquiera tener acceso a los datos- todo el padrón electoral de México, volvió a encontrar datos de mexicanos resguardados en un servicio en la nube, en este caso se trata de la información personal de los 2 millones de electores de Sinaloa. De acuerdo con Vickery, los datos de los sinaloenses se encontraban alojados, sin ningún tipo de protección, en la nube de la empresa Digital Ocean.

En cuanto se dio a conocer la información, el Instituto Nacional Electoral  (INE) presentó otra denuncia penal contra quien resulte responsable. El INE adelantó que, al igual que en el caso anterior (donde resultó que el partido Movimiento Ciudadano fue el culpable), detectaron que los responsables de la filtración de información son miembros de un partido político, al que ya tienen identificado, pero del que se negaron a dar su nombre.

Por su parte, Vickery sí se atrevió a sugerir cual partido era el culpable de la filtración. El experto en ciberseguridad reveló que la base de datos se titula ‘DBPRI’ y todas las señales apuntan al PRI como responsable.

“Sí, creo que el PRI es responsable. Su nombre estaba en la base de datos y la dirección IP corresponde a uno de sus sitios. Al igual que con la primera base de datos mal configurada, ésta también expone gran cantidad de información personal sobre los votantes, y parece contener datos sobre 2 millones 72 mil 585 ciudadanos”, declaró Vickery.

De inmediato otros partidos se pronunciaron por imponer una fuerte multa al Revolucionario Institucional. Los hechos se dan a conocer a menos de un mes de las elecciones donde se relevara al gobernador del estado, donde Quirino Ordaz Coppel, el candidato del PRI, aventaja por muy poco margen en las últimas encuestas.

vía La Jornada

temas