En una época en que prácticamente todo es portátil, hay una pieza de hardware que se ha quedado muy atrás: las impresoras.

Esto se debe en parte a que los diseños tradicionales no permiten ponerse muy creativos para ahorrar espacio, y porque siempre es necesario tener por lo menos lugar para los cartuchos y los mecanismos necesarios para inyectar tinta a lo largo de una hoja de papel.

Sin embargo, la empresa israelí Zuta Labs diseñó la Mini Robotic Printer, una pequeña impresora de 10 centímetros de alto y 11.5 de diámetro que camina sola y es capaz de imprimir una página tamaño A4 en 40 segundos.

printer2

La “magia” del dispositivo está en una serie de mecanismos que mueven la impresora a lo largo y ancho del papel, demás de un cartucho de tinta negra tamaño estándar que imprime alrededor de mil páginas antes de necesitar un cambio.

La Mini Robotic Printer se comunica con otros dispositivos a través de Bluetooth, y puede imprimir documentos de más de una página ya que al terminar con una hoja, la impresora espera a ser acomodada al inicio de la siguiente.

printer1

Sin embargo, para que este gadget se convierta en realidad, es necesario que su campaña en Kickstarter junte 400 mil dólares. Hasta el momento lleva más de 280 mil y todavía quedan 27 días en el calendario, por lo que es muy probable que alcancen la meta. A partir de 180 dólares se puede comprar una de estas impresoras y si todo sale bien, podrán recibirla a partir de enero de 2015.

Tal vez este invento impulse el nacimiento del street office o el coffee office como alternativas a trabajar fuera de la oficina y fuera de casa.

fuente Kickstarter

temas