Sin la tecnología adecuada, simplemente no es posible hacer un teléfono poderoso sin hacerlo más pesado o grueso.

huawei-entrevista-tecnologia-diseno-richard-yu

Richard Yu en entrevista exclusiva con Código Espagueti (Código Espagueti).

Desarrollar el mejor teléfono inteligente que la tecnología permita es posible, pero para ello, hace falta sacrificar temas estéticos o incluso de diseño industrial.

Razones para voltear a ver al nuevo Huawei Mate20 Pro

Por esta razón, a veces un teléfono que podría tener una batería más grande, más memoria RAM o bocinas mucho más potentes, sin perder ergonomía o ganar grosor o tamaño, se vuelve una tarea casi imposible.

En entrevista exclusiva con Richard Yu, CEO de Huawei Technologies Consumer Business Group, con Código Espagueti, se explicó porqué el Mate20 Pro, presentado el 16 de octubre pasado en Londres, es como es.

Diseño vs. Tecnología

Al preguntarle al principal responsable del desarrollo del nuevo buque insignia de la firma china que ahora ocupa el segundo lugar en la lista de compañías que más teléfonos inteligentes venden en el mundo (solo detrás de Samsung), nos dijo que si se busca hacer teléfonos más potentes, es necesario crear (casi siempre de cero), nueva tecnología.

Por ejemplo, un procesador como el Kirin 980, que mide 7 nanómetros, no llegó sino hasta ahora (junto con el chip A12 Bionic de Apple), lo que significa que, solo tras años de desarrollo, fue posible pasar de los 10 nanómetros de los procesadores anteriores, a los siete.

huawei-entrevista-tecnologia-diseno-richard-yu

Esto permitió hacer un teléfono Android más potente que el Mate10 Pro o el P20 Pro, sin sacrificar lo delgado de su diseño o sin aumentar el peso toal, por ejemplo.

También se hizo hincapié en que cuando metes una batería potente, debes sacrificar el tamaño de las bocinas o el de la pantalla… a menos que encuentres la manera de crear tecnología que permita que todos esos componentes quepan (y funcionen adecuadamente) juntos en un espacio tan limitado como el de un smartphone actual.

Por ejemplo, el Huawei Mate20 Pro mide 157.8 x 72.3 x 8.6 mm y pesa aproximadamente 190 gramos, pero también integra una pantalla OLED 3K, el ya mencionado procesador Kirin 980, 6 GB de RAM y una unidad doble de procesamiento neural, sin mencionar cuatro cámaras, un flash LED, bocinas estéreo, micrófonos y antenas, entre otros componentes.

huawei-entrevista-tecnologia-diseno-richard-yu

Todo esto ocupa espacio, y si no existiera la tecnología adecuada, colocar estos componentes en un teléfono tan delgado y ligero, simplemente no sería posible.

Además, cada pieza dentro de un aparato necesita trabajar de forma que no afecte el rendimiento del resto de sus componentes, en especial el de señales inalámbricas, como las celulares, las NFC, las de Bluetooth, datos móviles o WiFi, etcétera.

Al respecto, Richard Yu indicó:

Tenemos que comprometer algunas funciones.

Este teléfono tiene el mejor sonido, la mejor bocina en el mundo, mucho mejor que la de la competencia, pero a veces creemos que no es suficiente y queremos algo mucho, mucho mejor, pero no puedes hacer un teléfono grande, sino uno delgado y hermoso.

Si incrementáramos el tamaño, mejoraríamos el sonido, sin duda, pero tenemos que averiguar la manera de meter el sonido de la más alta calidad en un espacio tan compacto.

Siempre hay que comprometer algo. No podemos meter todo lo que queremos en un teléfono.

Durante esa misma entrevista, el ejecutivo de Huawei reveló sus planes de desarrollar el primer teléfono 5G con pantalla plegable para 2019.

huawei-entrevista-tecnologia-diseno-richard-yu
Richard Yu en la presentación del Huawei Mate20 Pro (Código Espagueti).

Sin embargo, este tipo de innovaciones solo pueden lograrse si todas las tecnologías necesarias, logran reducirse al tamaño deseado, sin comprometer desempeño, entre otros factores técnicos.

temas