Según un estudio realizado en 2011 por el Royal Institute for the Blind de Reino Unido, sólo el 7% de los libros impresos tiene versiones amigables para personas con dificultades visuales, ya sea en formato braille, con impresiones en gran formato o en audiolibros.

Con esto en mente, un equipo de investigadores del Media Lab del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) se encuentra desarrollando un sistema capaz de leer textos desde la punta del dedo índice de los usuarios.

Este gadget se llama FingerReader y es una especie de anillo equipado con una cámara, bocina, giroscopio y acelerómetro, que permiten leer en tiempo real el texto que el usuario señala con el dedi. A través de un software de reconocimiento de caracteres de código abierto, el dispositivo detecta el renglón que el usuario señala y lee “en voz alta” el texto.

FingerReader

Por ahora, FingerReader sólo puede leer fuentes con un tamaño promedio de 12 puntos, pero la idea es mejorarlo para que pueda leer letras pequeñas como las instrucciones de un medicamento. El equipo de desarrolladores también trabaja en mejorar varios aspectos este este dispositivo, como hacer que la voz sea menos “primitiva”, además de crear un diseño más portátil y completamente inalámbrico.

Al tratarse de un prototipo todavía no se puede hablar de precios ni fecha de lanzamiento, sin embargo, sus creadores destacan que esta tecnología ofrece una gran ventaja sobre otros dispositivos similares por la capacidad de leer oraciones y no palabra por palabra.

fuente Media Lab

temas