Para muchos, su peor pesadilla es sentir cómo su celular se resbala de sus manos para verlo caer lentamente al piso y recogerlo con la esperanza de que no tenga ningún rasguño. 

Aprovechando su experiencia en seguridad automotriz, Honda (y creadores del robot humanoide ASIMO) presentó su smartphone Case N, una carcasa equipada con 6 bolsas de aire y un sensor de movimiento que detecta cuando el teléfono está en caída libre para desplegar esta protección en fracciones de segundo.

air1

Sin embargo, aunque pudiera parecer una buena idea, el diseño de esta carcasa no es nada estético o amigable, pues se trata de una caja de unos 15 ó 20 centímetros de largo, pero ¿de qué otra forma podrían guardar 6 bolsas de aire, los mecanismos que la activan y un pequeño tanque de CO2 para inflarlas?

Aunque el resultado del producto es más cómico que funcional, puede marcar un precedente en seguridad de dispositivos móviles y más que eso. De momento Honda no tiene planes para continuar el desarrollo de este proyecto ni su futura comercialización, mientras tanto, más vale que escojan muy bien la funda protectora para su celular.

fuente Xataca

temas