Sólo basta con entrar a una página con código malicioso para que los atacantes obtengan control del teléfono.

La compañía china Guang Gong descubrió una grave falla de seguridad en el navegador Chrome para Android, la cual permite que cualquiera pueda tomar control del teléfono con un simple enlace a una página. El error fue dado a conocer esta semana en el marco de la conferencia PacSec en Tokio, Japón.

A pesar de que no se dieron muchos detalles de la falla por motivos de seguridad, se sabe que la falla podría aprovecharse desde una página con código malicioso. Con esto, el atacante podría tomar control remoto del smartphone, e instalar aplicaciones sin la autorización del dueño.

Los investigadores de Guang Gong señalan que, por fortuna, la vulnerabilidad no ha sido aprovechada. Ahora falta que Google lance alguna actualización para parchar el hueco, aunque de cualquier forma es alarmante que cualquiera pueda tomar control de nuestro smartphone tan fácilmente.

vía The Next Web

fuente The Register

temas