Tal como si se tratara de una película, Google ha reunido a varios de los hackers más importantes del mundo para formar un grupo de élite que se encargará de la seguridad en la red.

Por lo menos en los últimos dos años, el tema de la seguridad en Internet se ha convertido en un tema más común para muchos usuarios. Lo anterior se debe en gran medida a que los medios de comunicación han dado mayor espacio al tema de la privacidad, por las filtraciones de la NSA que destapó Edward Snowden y casos de graves vulnerabilidad en la red, como el reciente Heartbleed.

En vista de lo anterior, Google ha decidido hacer de conocimiento público su Project Zero, una iniciativa de alcance global que la compañía había mantenido oculta, la cual consiste en tener de su lado a los mejores hackers que el dinero puede pagar para que encuentren vulnerabilidades en cualquier tipo de servicio y con base en ello reforzar la seguridad de Internet, mejorando los protocolos actuales. El nombre de Project Zero se toma para remarcar la  principal misión del grupo, que consiste en detener los ataques Zero-Day, aquellos que se basan en aprovechar vulnerabilidades desconocidas por el fabricante de software, y que normalmente son vendidas en el mercado negro por cibercriminales o utilizadas por gobiernos para espiar a sus ciudadanos.

2 miembros de Project Zero: Chris Evans y
2 miembros de Project Zero: Chris Evans y  Ben Hawkes

“La gente merece usar Internet sin temor a vulnerabilidades que puedan arruinar su vida privada por el simple hecho de visitar un sitio web. Nosotros vamos a tratar de encontrar estas vulnerabilidades y eliminarlas”, declaró Chris Evans, jefe del Project Zero.

De acuerdo con la información que se tiene hasta ahora, los integrantes de Project Zero –los reconocidos hackers George Hotz , Ben Hawkes, Tavis Ormandy, Brit Ian Beer– se dedicarán a buscar errores de seguridad y vulnerabilidades Zero-Day. Una vez encontradas, tendrán que avisar a los creadores del software vulnerado para buscar solucionar los problemas. Cuando el error sea reparado, se subirá a una base de datos de acceso público en la que se podrán conocer los logros del equipo.

A pesar de tener dentro a algunos de los más importantes hackers de la actualidad, Evans afirma que espera incorporar a 10 más, quienes trabajarán de tiempo completo en el proyecto en una oficina que han abierto en las instalaciones de Google en Mountain View, California.

Con respecto a la razón por la que la empresa lleva a cabo este proyecto “altruista”, Evas declaró que si consiguen que más personas vuelvan a tener confianza en la red volviéndola más segura, a la larga eso le generará mayores ganancias a Google.

vía Wired

fuente Google

temas