La época de Steve Ballmer al frente de Microsoft ha quedado atrás, pero esto no significa el excéntrico empresario haya tomado un camino de bajo perfil y lejos de los reflectores.

El ahora nuevo dueño de los Clippers de Los Ángeles se presentó hoy en un evento del equipo, en donde nos hizo recordar el ya mítico “developers, developers y developers”. Al ritmo de Eminem y con gritos de “I love Larry”, Steve Ballmer le mostró a los fans del basquetbol cómo será la nueva etapa de los Clippers que, al menos, parece que no podrán tachar de aburrida.