El CEO de Netflix habla sobre el éxito del servicio en Latinoamérica, la neutralidad de la red y sobre los inicios de la empresa.

Esta semana el cofundador y CEO de Netflix, Reed Hastings, visitó México para hablar del crecimiento del servicio en el país, así como en en toda Latinoamérica. Nuestros compañeros en Sopitas.com tuvieron la oportunidad de hablar un rato con Hastings sobre la evolución de la compañía, su futuro y la importancia de la neutralidad de la red.

Netflix se fundó en 1997, como una empresa que ofrecía la renta física de películas en DVD a través de su sitio web (anécdota curiosa: alguna vez trataron de que los comprara Bluckbuster). Muchas cosas han cambiado desde entonces, y el negocio millonario que hoy maneja Hastings tardó años en desarrollarse. Pero entonces, ¿cómo surge un servicio del tamaño de Netflix?

“Creo que la clave es enfocarse en el negocio y no en el dinero. Hemos estado mejorando Netflix durante 17 años. Primero fueron los empaques, los envíos, luego la automatización, los DVDs. Después fue el servio de streaming, pero sólo estaba disponible en Windows y entonces tuvimos que llevarlo a otros dispositivos. Ahora nos dedicamos a mejorar y mejorar el streaming.”

La visita del CEO a nuestro país coincidió con la marca de los 5 millones de suscriptores en América Latina, una de la regiones de mayor crecimiento para Netflix y también de mayor potencial. Es por ello que la empresa ha invertido esfuerzos en el continente para hacer más accesible el servicio y combatir la piratería, ofreciendo nuevas alternativas de pago para aquellos que no poseen una tarjeta de crédito o débito.

“Cuando llegamos a Latinoamérica hace 3 años y dos meses fue nuestro mayor esfuerzo en la historia. Luego de todo este tiempo es grandioso haber tenido tanto éxito en la región”.

Pero el plan de Hastings y compañía es mucho más ambicioso que simplemente acaparar el mercado en la región latina (que tiene un potencial de 16 millones de hogares). Netflix quiere llevarse todo el paste, y para su CEO todavía falta mucho camino por recorrer:

“Ahora nuestro reto es volvernos un servicio global. Estamos en 50 países pero todavía nos faltan otros 150 más por delante.”

Finalmente, Reed Hastings también habló de la importancia de mantener la neutralidad de la red, un tema que actualmente se está discutiendo en Estados Unidos. Netflix es uno de los grandes actores en este debate, pues si se acaba con el principio de neutralidad, los proveedores de Internet (ISP) podrían cobrar “tarifas diferenciadas” a los servicios que quieran ofrecer mayor velocidad a sus usuarios, algo distinto a lo que actualmente sucede en donde todos los sitios gozan del mismo tráfico.

En otras palabras, Netflix podría verse obligado a pagar cuotas extra a los ISPs para asegurarse de que los suscriptores tengan una velocidad decente a la hora de ver películas y series a través de su aplicación.

“La neutralidad de la red es la idea de que Internet es como la electricidad: todo mundo debería tenerla, y acceder a ella con cualquier dispositivo. La gente quiere que eso pase, por eso estamos trabajando fuertemente en ello.”

Si quieren escuchar la plática completa y de viva voz de una de las personalidades más importantes de la industria del entretenimiento, pueden checar la entrevista a continuación:

temas