Es la primera vez que la consola de Microsoft logra superar a la de Sony desde diciembre del año pasado.

La batalla entre Xbox One y PlayStation 4 dio inicio hace un poco más de un año con el reñido lanzamiento de ambas consolas. Desde entonces, PlayStation 4 estuvo arrasando en las ventas mes con mes. Sin embargo, según lo reportado por Gamespot, esto se terminó el mes pasado, pues tras la estrategia que tomó Microsoft de reducir el costo de la consola por medio de una edición sin Kinect en noviembre, la consola rompió su propia marca en ventas tanto de consolas, como de juegos.

Según las declaraciones del vicepresidente corporativo de marketing en Xbox, Mike Nichols, la consola fue la más vendida en Estados Unidos y Reino Unido:

“Estamos comprometidos en hacer de Xbox el mejor lugar para jugar, con los mejores juegos del año y con la mejor comunidad videojugadora. Estamos asombrados por la emoción que los fanáticos de Xbox han demostrado en estas fechas. Noviembre marcó un nuevo récord en ventas para Xbox One, y gracias a esto, Xbox One fue la consola mejor vendida en los Estados Unidos y Reino Unido.”

Nichols también mencionó que las ventas no fueron lo único positivo que fue reflejado en el mes de noviembre para Xbox, también durante el pasado mes, el número de jugadores que iniciaron sesión en Xbox Live a través de Xbox One superaron a aquellos que lo hacen a través de Xbox 360, lo que el considera que es una buena señal de que la gente está comenzando a disfrutar del catálogo de juegos que ofrece la nueva consola.

 

fuente Gamespot

temas