Foto: Elvert Barnes

La cortina de hierro americana de Donald Trump sigue creciendo.

A penas el fin de semana pasado 97 compañías tecnológicas se presentaron ante la Corte de Apelaciones del Noveno Circuito de Estados Unidos con un documento legal contra el veto migratorio decretado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump. Ahora, nos enteramos que la policía de Washington D. C. pidió a Facebook los nombres de los manifestantes que se han pronunciado contra el nuevo régimen imperante.

Gracias a un documento publicado por George Joseph, reportero de Citylab, sabemos que la Oficina del Fiscal Federal para el Distrito de Columbia emitió una citación para Facebook el 27 de enero y la cual fue firmada por un oficial del departamento de policía. El documento parece mostrar que la policía de D.C. está buscando los datos sociales de varios manifestantes. Dice el Tuit de Joseph: “De último momento: La policía del Distrito de Attorney de DC, cita a Facebook para obtener los datos de números manifestantes de la inauguración”.

No hay que olvidar que la policía detuvo a más de 200 personas en las protestas durante la toma de poder de Donald Trump, incluyendo periodistas. La policía de Washington dijo que tenían prohibido hacer comentarios sobre la citación de Facebook.

Por su parte, un representante de la compañía que dirige Mark Zuckerberg recalcó que Facebook no hará caso a solicitudes individuales, aunque las directrices de aplicación de la ley están ofreciendo una idea lo que se viene. De acuerdo con el reglamento de la red social:

“Es necesaria una citación válida emitida en el marco de una investigación criminal oficial para obligar a la divulgación de los registros de base de suscriptores… Esos registros  ‘pueden incluir: nombre, tiempo de servicio, información de tarjeta de crédito, dirección de correo electrónico (es), y una dirección IP reciente de conexión / desconexión (es)’, si está disponible.”

La emisión de una citación judicial es una forma más directa de la policía para tratar de obtener los datos sociales de las personas que tienen en la mira. Las autoridades le han pedido a Facebook los mensajes enviados dentro de la red social, así como los mensajes enviados en WhatsApp, de la cual Facebook es propietaria. También han utilizado los servicios de monitoreo de medios sociales tales como Geofeedia, Media Sonar, Digital Stakeout y otros para realizar un seguimiento de las cuentas sociales de manifestantes en tiempo real.

Durante las detenciones en la manifestación la policía decomisó los teléfonos de muchos manifestantes, al tiempo que fueron acusados de delitos graves, y, según informes de la policía han extraído sus teléfonos para cualquier evidencia que puedan obtener. Tal parece que lo que no digan los teléfonos, Facebook se los tendrá que dar a la policía si la demanda procede.

vía Mashable

fuente City Lab

temas