¿Quieres recibir notificaciones de nuestro sitio web?

Nintendo, Microsoft y Sony se unen para pedirle a Donald Trump que no suba impuestos a China

Las principales compañías de videojuegos intentan frenar los impuestos que afectarían a toda la industria.

El conflicto comercial entre Estados Unidos y China sigue y no para. En esta guerra comercial el principal afectado ha sido Huawei, pero otras empresas ya comenzaron a tener problemas. Por ejemplo, Apple está pensando en sacar parte de su producción de China.

Pero no son los únicos que tendrían ese problema, por el aumento de los aranceles las compañías de videojuegos (que realizan buena parte de su producción en China) tendrían mermas en sus ganancias. Por eso, en un hecho insólito, las tres principales compañías de videojuegos, Nintendo, Sony y Microsoft, se han unido para mandar una carta dirigida al presidente Donald Trump.

En el mensaje que se ha hecho público, las tres compañías le piden a Trump que elimine las nuevas tarifas arancelarias que afectarán a China. De acuerdo con la carta, los nuevos aranceles para China tendrían como consecuencia un aumento en los precios de las consolas de 25%.

“Las impuestos podrían perturbar significativamente los negocios de nuestras compañías y añadir costes significativos que deprimirían las ventas de las consolas de videojuegos y los juegos y servicios que impulsan la rentabilidad de este segmento de mercado. Un cambio en, incluso, un solo proveedor debe ser examinado cuidadosamente para mitigar los riesgos de calidad del producto, falta de confiabilidad y problemas de seguridad del consumidor”, se puede leer en la carta.

El 96% de las consolas se fabrican en este China, así que la guerra comercial afectaría a los gamers en un momento en que, dentro de muy poco, se lanzarán las consolas de nueva generación.