Esto es lo que dijo Jim Ryan de PlayStation sobre el Xbox Series S

"Consolas de bajas especificaciones no han producido resultados agradables en el pasado."
(Microsoft)

Microsoft sorprendió con el Xbox Series S y su accesible precio para la mayoría de los bolsillos, y ciertamente es la consola que promete el mejor balance entre precio y calidad. No obstante también ha llamado la atención que la consola haya sido desarrollada para una menor resolución que el Series X y el PS5. Eso significa que los juegos de terceros tendrán que recibir una optimización extra, mientras que en la consola de Sony la única diferencia es la ausencia de un lector óptico en uno de los modelos.

Y de acuerdo a Jim Ryan, jefe de la división de PlayStation en Sony, las “consolas de bajas especificaciones no han producido resultados agradables en el pasado.” Así lo declaró en una entrevista para el medio japonés Impress, cuando le preguntaron por qué Sony no sacó una consola menos poderosa y a cambio más barata.

“Primero que nada permítanme decir que respetamos el juicio y la visión de nuestros competidores. Obviamente el precio es un factor importante, y respetamos la estrategia de nuestros competidores. Con eso dicho, estamos completamente convencidos de nuestra estrategia y sus implicaciones” declaró.

Ryan explicó que fabricantes anteriores han intentado seguir la misma estrategia con resultados no tan “agradables.”

“Algo que me gustaría decir es que presentar una consola de bajas especificaciones a un menor precio no ha producido resultados agradables en el pasado de la industria. También consideramos ese enfoque, pero sé que operadores anteriores lo han intentado y han tenido problemas.”

Ryan continuó diciendo que quisieron crear una consola “a prueba del futuro” y que no se vuelva obsoleta en el siguiente par de años.

“Queremos que el producto que compremos sea a prueba del futuro y que no se vuelva obsoleto en unos cuantos años.”

Mientras que PlayStation lanzó dos modelos con las mismas especificaciones, Microsoft optó por quitarle un poco de potencia a una para reducir el precio.