Amazon seguirá apostando por el desarrollo de videojuegos de AGS

El nuevo CEO de Amazon compartió un mensaje para reafirmar su apoyo a la división de videojuegos dirigida por Mike Frazzini
El nuevo CEO de Amazon consciente de los fracasos | Foto: Getty

La división de Amazon Game Studios (AGS) no ha conseguido los resultados esperados para incursionar de buena manera en la industria de los videojuegos. En medio de la transición interna, el nuevo CEO de Amazon aseguró que la compañía continuará apostando por el desarrollo de más títulos.

La agencia Bloomberg tuvo acceso a un correo escrito por Andy Jassy dirigido al personal de Amazon Game Studios. A pesar del fracaso de la compañía con el lanzamiento de Crucible, el sucesor de Jeff Bezos reafirmó su compromiso por seguir dando apoyo a AGS para encontrar el éxito.

“Algunos negocios despegan en el primer año y otros llevan muchos años. Aunque aún no hemos tenido éxito de manera consistente en Amazon Game Studios, creo que lo tendremos si aguantamos. Tener éxito desde el primer momento es menos estresante, pero cuando lleva más tiempo es más placentero”.

Andy Jassy reiteró su apoyo a AGS | Foto: Twitter

Según los reportes, Amazon ha gastado cerca de 500 millones de dólares al año en su división de videojuegos, donde no ha tenido mayor éxito hasta el momento. El mensaje de Andy Jassy llega justo días después de que Jeff Bezos anunciara su renuncia como CEO de la compañía.

Jassy, el actual director de Amazon Web Service, será el nuevo CEO de la empresa, mientras que Bezos desempeñará un rol como presidente ejecutivo de la junta. Mientras tanto, el próximo director ejecutivo aseguró que Mike Frazzini de AGS continuará recibiendo todo el apoyo.

Tras el lanzamiento de Crucible, la Amazon decidió retirarlo y cancelarlo, mientras que otro de sus proyectos como New World también fue retrasado. La adaptación de The Grand Tour llegó al público en 2019, pero las críticas severas obligaron a que AGS decidiera eliminarlo de las tiendas.

***

La Inteligencia Artificial cambiará el mundo, pero no de la forma en que muchos creen.