Tarde o temprano las máquinas vendrán a tomar venganza de cosas como esta.

¿Recuerdan al “perro robot” que sabe abrir puertas? Bueno, pues sus creadores en Boston Dinamycs decidieron ponerlo a prueba nuevamente… con unos golpes y empujones que harían llorar al mismo Isaac Asimov.

Y es que en esta “prueba de robustez” vemos a un humano haciendo todo lo posible para que el pequeño SpotMini fracase en su tarea. Primero el hombre golpea el brazo mecánico del robot, luego le cierra la puerta sin ningún tipo de consideración y, por último, lo jala de la cola para tratar de derribarlo.

Sí, este pobre perro robot es tratado como su hubiera mordido la mano que lo alimenta, aunque en realidad no ha hecho nada más que seguir las órdenes de sus creadores humanos. Si creen que exagero, véanlo por ustedes mismos:

Más allá de la empatía que podamos sentir por SpotMini, lo interesante es la forma en que el robot responde a todas las variables que representa tener a un humano idiota empujándote mientras intentas abrir la puerta. Y esto es posible gracias a todos los mecanismos, sensores y cámaras que Boston Dinamycs ha integrado en su robot.

Una vez dicho esto, creo que es momento de prepararse para una inminente rebelión de las máquinas. Porque no sé ustedes, pero yo no creo que los perros de Black Mirror vayan a dejar pasar este tipo de abusos así como así.

fuente Boston Dynamics (YouTube)

temas