¿Estás pensando en comprar una nueva televisión? Aquí hay algunas cosas que debes saber antes de embarcarte en esa misión.

Llegas a una tienda y te diriges a la sección de electrónicos, listo para comprar la televisión que te dará horas de entretenimiento. No sabes muy bien qué modelo comprar, pero estás seguro de dos cosas: quieres una pantalla grande, y que tenga una buena calidad de imagen. Entonces, un hombre de traje negro llega hasta a ti y te dice: esta televisión tiene panel OLED, resolución 4K, modo HRD, sistema de sonido de alta fidelidad y bla, bla, bla…

Así, es muy fácil perderse entre nombres marcas, modelos y especificaciones técnicas. Por eso, aquí reunimos una lista de cosas que debes tomar en cuenta antes de desembolsar tu cartera o pasar la tarjeta de crédito para comprar una nueva televisión. Porque lo importante aquí no es comprar la mejor pantalla de todas, sino la que se acomode mejor a tus necesidades y bolsillo.

El tamaño sí importa

Seamos claros. Más allá de la tecnología, lo primero que debes hacer es considerar el espacio del que dispones. Si el lugar en donde instalarás el televisor es reducido, con una pantalla muy grande no tendrás un buen ángulo de visión. Por el contrario, si la habitación es muy grande y el televisor es pequeño, te perderás los detalles.

En la siguiente tabla encontrarás la relación entre los diferentes tamaños de pantallas (en pulgadas) y la distancia recomendada a la se debe mirar:

Tamaño de la TV Distancia recomendada
26″ 1.0 m – 1.7 m
32″ 1.2 m – 2.0 m
37″ 1.4 m – 2.4 m
40″ 1.5 m – 2.5 m
42″ 1.6 m – 2.7 m
46″ 1.7 m – 2.9 m
50″ 1.9 m – 3.2 m
52″ 2.0 m – 3.3 m
55″ 2.1 m – 3.5 m
58″ 2.2 m – 3.7 m
65″ 2.5 m – 4.1 m
70″ 2.7 m – 4.5 m

LED, OLED, QLED…

Sin duda uno de los aspectos más importante a considerar es la tecnología de la pantalla. Por mucho tiempo, los paneles LCD dominaron el mercado, pero actualmente son muy pocos los televisores que siguen utilizando esta tecnología.

En realidad, existen dos tendencias predominantes en el mercado. Por un lado tenemos las pantallas OLED, que consiguen negros más puros y un mejor nivel de contraste y colores. Esto se debe a que los pixeles de los paneles OLED emiten luz directamente, a diferencia de los LCD. Su principal problema es el degradado de los emisores de luz, por eso no es recomendable este tipo de pantallas para usos prolongados, como en el caso de monitores con imágenes estáticas.

Por otro lado, tenemos las pantallas QLED: una tecnología desarrollada por Samsung bajo el nombre de Quantum Dot (de ahí la letra “Q”). Los televisores QLED usan paneles LCD y retroiluminación LED, pero la activación de los pixeles de la pantalla se hace de forma individual, lo que mejora el contraste y ofrece una calidad de imagen que se compara a la de las pantallas OLED. Lo malo con esta tecnología es que sólo es usada por Samsung, y su costo es mayor a la media.

Hablemos de resolución

La resolución es el número de pixeles que puede ser mostrado en pantalla, y se mide de forma horizontal y vertical. Entre mayor sea el número de pixeles en pantalla, mayor es la resolución. Estos son  algunos de los formatos:

  • HD (720p): Las imágenes dejaron de tener una relación de aspecto 4:3 para dar el salto al 16:9. Ofrece 1,280 x 720 pixeles. Sin embargo, los modelos actuales de televisiones ya no usan este formato, así que se considera obsoleto para este tipo de pantallas.
  • Full HD (1080p): Es el actual estándar para la alta definición y ofrece imágenes de 1,920 x 1,080 pixeles.
  • Ultra Full HD (4K): Si consideramos que 1,000 pixeles equivalen a 1K, entonces la resolución 4K se refiera a 4,000 pixeles en horizontal. Así, una televisión 4K o Full HD ofrece 4,096 x 2160 pixeles, es decir, casi cuatro veces el formato FullHD.

Si bien la tendencia actual apunta hacia el 4K, lo cierto es que sólo podrás sacarle provecho a tu televisor si el contenido que reproduces también está en ese formato. El 4K es el futuro, pero es un futuro que aún tardará un buen rato en llegar. Si tu bolsillo te lo permite, entonces compra una pantalla 4K; pero si está fuera de tu presupuesto, no te preocupes, una FullHD hará el trabajo por unos años más.

HDR y Dolby Vision

Pero la resolución no lo es todo. Desde hace tiempo las televisiones han comenzado a incluir la leyenda HDR (High Dynamic Range) en sus cajas, que se refiere la tecnología de alto rango dinámico. Esto permite un mejor rango de luminancias entre las zonas más claras y las más oscuras de una imagen, es decir, blancos más blancos y negros más negros. ¿Para qué sirve esto? Para obtener una imagen con mejor luz y color, lo que nos da un resultado más natural.

Como es usual en la tecnología, el estándar HDR no es el único en la industria. Existe una alternativa llamada Dolby Vision, que requiere mayor potencia en el hardware si lo comparamos con el HDR, pero que ofrece un resultado similar en calidad de imagen. La diferencia es que se trata de una tecnología propietaria de Dolby Laboratories (HDR10 es un estándar abierto), por lo que sólo algunas marcas la utilizan.

La importancia de una SmartTV

Las televisiones inteligentes se caracterizan por integrar con un sistema operativo que cuenta con aplicaciones como Netflix, YouTube, Spotify, etc. Algunas marcas desarrollan sus propias plataformas y otras utilizan sistemas de terceros: LG tiene WebOS, Samsung tiene Tizen, y Sony utiliza Android TV de Google.

En este caso es importante que consideres la marca de tu televisor, ya que en la mayoría de los casos los productos de marcas menores tardan demasiado en actualizar sus sistemas operativos o de plano no lo hacen nunca. En esos casos es mejor comprarte algún dispositivo como como Chromecast, Apple TV o Roku, que se encargan de mantener al día sus plataformas.

El mito del sonido

La batalla por conseguir televisores cada vez más delgados ha llevado a los fabricantes a dejar de lado el sonido. Si lo que buscas es una experiencia sonora de calidad, lo mejor que puedes hacer es comprarte tu propio sistema de sonido y conectarlo a tu pantalla. Pero si lo que quieres es ver series y películas como cualquier mortal, lo más probable es que el sistema que ya integra tu televisor sea suficiente.

temas