De acuerdo con el sitio ZDNet, la gente de Microsoft ya trabaja en la siguiente actualización luego de Windows 8.1, la cual lleva el nombre clave de Threshold.

Esta nueva versión llegaría en el 2015 con el principal objetivo de ser el inicio de la unificación entre Windows, Windows Phone y Xbox One. Para conseguirlo, la compañía de Redmond incluiría elementos comunes en los tres sistemas, como la tienda de aplicaciones y algunas herramientas para desarrolladores.

Como dato curioso, el nombre de Threshold estaría inspirado en uno de los planetas de la saga Halo, una referencia al juego que ya había sucedido anteriormente con el nombre de Cortana en Windows Phone.

fuente ZDNet

temas