Las protestas de Francia han alcanzado a la marca de la manzana mordida.

La fachada de la tienda de Apple en Burdeos

(GUILLAUME BONNAUD)

Desde hace unas semanas se vive un movimiento político en Francia, en donde un grupo de manifestantes se levantó en contra del aumento de la gasolina. Se les conoce como los “gilets jaunes”
(chalecos amarillos) por ser la principal prenda que los identifica.

A pesar de que el presidente francés, Emmanuel Macron, aceptó bajar el precio de la gasolina, aumentar el salario mínimo, cancelar impuestos a los jubilados y eliminar el impuesto a las horas extras, las protestas siguen y se extienden por Francia. Y los destrozos ya van más allá de los incendios de autos en París y grafitis en los Campos Elíseos.

Hace unas horas se viralizaron varios videos que muestran a los manifestantes vandalizando la tienda de Apple en Burdeos. Los videos datan del 8 de diciembre,  el sábado pasado, y muestran claramente el momento en que los “chalecos amarillos” entran a la Apple Store y destrozan el lugar, además de robar los productos que se encontraban en los anaqueles.

La policía local informó que detuvo a dos personas por el hecho, a los que se les notaba mucho que llevaban oculta bajo sus sudaderas dispositivos de Apple.

Durante las últimas manifestaciones de “los chalecos amarillos”, las tiendas de Apple han sido uno de los blancos favoritos de los manifestantes. La Apple Store de La Ópera y la tienda de Apple de Campos Elíseos fueron dañadas en otras marchas.

fuente The Verge

temas