Los mexicanos deberían cuidar su USB como su vida sexual: Kaspersky

El uso de las USB en México es promiscuo y eso coloca a estos dispositivos como el principal transmisor de malware y ataques cibernéticos en nuestro país.
Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en Latnoamérica (Foto: Código espagueti)

México es uno de los países que más ataques cibernéticos recibe en todo el mundo y el que más infecciones de malware contrae. Pero a diferencia de lo que uno podría creer, el origen de estos contagios no es un gobierno extranjero o un grupo de hackers de dudoso origen, son nuestras USB, así lo dio a conocer Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en Latinoamérica en el marco del Kaspersky Summit 2019 celebrado en el Centro Banamex de la Ciudad de México.

“Nuestras estadísticas para el mes de julio de 2019 muestra que el principal vector de los ataques de malware, programas de código maliciosos, es la USB. El segundo vector más importante en términos de la infección es la navegación web, mientras que el correo electrónico, cosa que se cree en general que representa el mayor peligro, se encuentra en tercer puesto de la posibilidad de una infección”, dijo en entrevista para Código Espagueti.

Bestuzhev aseguró que gracias a la información recabada por uno de los motores más importantes de los antivirus Kaspersky, la protección en tiempo real de lo que pasa en las máquinas cuando salta el antivirus, se detectó que el 16.59 % de todos los usuarios en México fueron víctima de los ataques a través de las USB, en el mes de julio. Esto coloca a nuestro país en el lugar 108 entre los países más atacados a través de las USB.

16.59 % de los usuarios en México fueron víctima de los ataques a través de las USB
(Kaspersky)

En segundo lugar, se encuentran los ataques vía web durante la navegación. “Cuando el usuario abre Facebook y encuentra una liga da click descarga algo y su equipo se infecta”. En este caso, México es el número 97 a nivel mundial, pero en proporción es menor, con tan solo 13.78%.

“Un usuario que vive en México tiene más chance de infectarse a través de una USB que a través de internet. Mucha gente da por sentado que puede infectarse a través de la USB, pero realmente piensa que el peligro real está en el internet, pero cuando mi amigo me pasa una USB (y se contagia mi equipo de un malware) es normal”, explicó Bestuzhev.

De acuerdo a cifras de la compañía rusa, las personas comúnmente piensan que los contagios de malware ocurren a través de correo electrónico, pero en México no están ocurriendo por esta vía. Los contagios por e-mail representan sólo el 1.47% y ponen a nuestro país en la posición número 94.

“Ocurren diariamente (en México) 13 millones de intentos de infección diario en equipos que tiene Kaspersky a través de la usb. Realmente no sabemos cuántos son. Son muchos más, sólo tenemos la cuenta de los equipos que cuentan con Karspensky”.

(Kaspersky)

El especialista indicó que el problema radica en la promiscuidad que tiene los mexicanos con el uso de las USB u otros dispositivos extraíbles. “Cuando pasamos la USB decimos yo no tengo virus, pero la otra persona sí, o el que la recibe no sabe si realmente no tiene nada. Pasa exactamente lo mismo que con las enfermedades venéreas”, explicó.

“Uno necesita imprimir algo, lleva su USB, la mete a la máquina, imprime, regresa a la casa, piensa que sigue la misma USB pero probablemente pudo haber sido infectada en ese equipo u otro, después la presta a otra persona y vemos que si uno ya infectó su memoria USB en un café, ya luego infectó su equipo y luego un amigo le pidió algo y le persona la información de su equipo a otro amigo, llega a ser una cadena de infecciones. Y para para esto va a ser difícil a menos que todos los equipos sean limpiados.”.

Dmitry Bestuzhev, director del Equipo Global de Investigación y Análisis de Kaspersky Lab en Latnoamérica (Foto: Código espagueti)

El problema se agrava cuando uno de estos programas maliciosos pasa de máquina a máquina hasta llegar a las empresas y se generar ataques de alto perfil. “Si vemos la lista (de orígenes de malware a través de la web) encontramos, en su mayoría, activadores de Windows y Office. No quieren pagar, entonces quieren hackear los programas. El problema es que esos activadores vienen troyanizados. Cuando alguien activa el Office o Windows instala también un vector con el que el atacante se conecta”, asegura Dmitry .

“La piratería es el principal mal de los usuarios corporativos en México. No hay que ser un super espía para infectar a los mexicanos. Solo hay que poner en línea cracs para liberar Windows y Office y lo mexicanos se van a auto infectar. Lastimosamente esta es una tendencia que está en México claramente presente, pero no es exclusiva. Latinoamérica vive esto. Es una realidad de nuestros países. Tal vez le pidas a alguien pagar tres dólares por una aplicación segura y se niega”.