Un trabajador de un almacén de Amazon en Nueva York murió de COVID-19

La compañía dice que invertirá 4 mil millones de dólares para tomar medidas contra la pandemia.
(Foto: Amazon España)

Uno de los trabajadores del centro JFK8 de Amazon Staten Island, ubicado en Nueva York, murió víctima del nuevo coronavirus y, según el informe de The Verge, por lo menos 29 trabajadores están enfermos. Desde entonces, los trabajadores han estado pidiendo mayores precauciones de seguridad.

También te recomendamos: Trabajadores protestan contra amazónica tienda por ocultar contagios de Covid-19

Los gerentes notificaron a varios trabajadores en JFK8 de la muerte de este trabajador el día de ayer, y Amazon asegura que el empleado estuvo en el sitio por última vez el 5 de abril y fue puesto en cuarentena después de que se confirmó que tenía COVID-19 el 11 del mismo mes.

Según un portavoz de Amazon:

“Estamos profundamente tristes por la pérdida de un asociado en nuestro centro de Staten Island, Nueva York. Su familia y seres queridos están en nuestros pensamientos, y estamos apoyando a sus colegas”.

En el reporte de The Verge se explica que JFK8 fue una de las primeras bodegas de Amazon en donde los trabajadores se marcharon como señal de protesta por las malas malas decisiones del manejo de la pandemia de COVID-19.

Por su parte, la compañía dijo en su informe trimestral que planeaba gastar 4 mil millones de dólares en su respuesta contra la enfermedad ocasionada por el virus SARS-CoV-2. Pero los trabajadores dicen que las precauciones de seguridad aún son insuficientes y que sus trabajos a menudo requieren que estén muy cerca los unos de los otros.

Hasta el momento Amazon no ha publicado estadísticas sobre cuántas instalaciones han tenido casos de COVID-19 o cuántos trabajadores se han reportado como enfermos, pero el propio personal laboral asegura que son más de 130 las instalaciones infectadas y que cuentan con docenas de casos. Sin embargo, la compañía insiste en que la tasa de infección en JFK8 es inferior a la de la comunidad circundante y cree que los casos entre almacenes no están conectados.

La primera muerte conocida de un trabajador de almacén de Amazon ocurrió el 31 de marzo, un gerente de operaciones en las instalaciones de Amazon en Hawthorne, California. Un empleado de un almacén de Amazon en Tracy, California, murió el 1 de abril.. Hasta ahora, Amazon ha cerrado solo una instalación en los EE. UU., Un centro de procesamiento de devoluciones en Kentucky, y solo después de que el gobernador le ordenó hacerlo. En Europa, los almacenes de Amazon en Francia han estado cerrados desde el 16 de abril, luego de que un tribunal francés dictaminó que las entregas deberían limitarse a necesidades tales como comestibles y suministros médicos.

La compañía no la tiene fácil, sobre todo porque ha sido acusada de responder agresivamente a las protestas de los trabajadores. Por ejemplo, despidió al organizador de la primera huelga del JFK8, Christian Smalls, y en un memorando obtenido por Vice se habla de planes para difamarlo. Amazon también despidió a trabajadores de Minnesota, Pennsylvania y a otro trabajador en el JFK8, así como a dos diseñadores de UX. Incluso, Tim Bray, vicepresidente de Amazon, presentó su renuncia luego de las injusticias cometidas contra los trabajadores de la compañía.

La oficina del Fiscal General de Nueva York dijo en una carta que las precauciones de seguridad en el almacén eran inadecuadas y que la compañía pudo haber violado las leyes estatales de protección de denunciantes.